El autoritario rugido de Grizzly Bear en ‘Three Kings’