Una banda invierte 6000 dólares en hachís para crear el primer disco fumable