Hay vida tras Berri Txarrak: 4 seísmos de riffs distorsionados y gritos en euskera en 2021

bandas sucesoras berri txarrak

Como apuntillando el sueño de una noche de verano, Berri Txarrak decidieron poner la rubrica a su portentosa trayectoria musical en un melancólico mes de noviembre. Menuda hemeroteca: lejos queda aquel 2019 pre COVID y bien lejos quedan también aquellas noches gobernadas por ‘Maravillas’, ‘Zuri’ o los ingredientes de un “Jaio. Musika. Hil” inolvidable. Aún y así, pese a todo, hay buenos motivos para sonreír: varios han sido los grupos que, con savia joven recorriendo sus venas, están consiguiendo mantener en alta consideración aquel combativo tono que Gorka, Galder y David consiguieron izar cual bandera a lo largo de estas dos últimas décadas. Inquietud, frenesí y ganas de provocar seísmos son los focos de calor que mantienen como punto de conexión cuatro conjuntos que bien merecen ser seguidos de cerca. Overdrives, feedbacks ensordecedores y sudor, en un remolino de sensaciones cimentado a partir de un legado. Descubran uno a uno a sus benefactores, aquí:

DENA

Integrado por: Xabat Ituarte, Unai Aretxabaleta, Beñat Eizaguirre
Similares a: Rise Against
FB | IG

Haciendo gala de un empaque eléctrico ciertamente aplastante, los jóvenes Dena se erigen, por méritos propios, como primer nombre en esta llamativa camada. Naturales de Ondárrea, un pequeño municipio de Vizcaya arropado por la ría de Artibai, este visceral power trio integrado por Xabat, Unai y Beñat enfila un juego vocal muy en la línea “Berri” con una bayoneta rítmica tan punzante como la estilada en “Payola” (2009) o “Haria” (2011). Ecos a Tim McIlrath afloran en un LP debut, “Ezer Sentitzeko”, grabado en verano de 2020 en los estudios AME con Axular Arizmendi.

Tema a no perderse: ‘lö’. O cuando las aguas de Artibai parecieron las de Nazaré en agosto de 2012.

EZPALAK

Integrado por: Juanjo Berasain, Eñaut Gaztañaga, Unai Eizagirre, Janardana Iglesias
Similares a: Foals, Queens Of The Stone Age, Royal Blood
FB | IG

Guiados por unas latitudes bien diferentes de las seguidas por Dena, Ezpalak se presentaron ante nosotros en 2019 con un álbum debut homónimo hilado a partir de pirotecnia sonora, delays eternos y frenetismo vocal. Duplicando la hoja de su siempre temible espada, el grupo de Juanjo Berasain, con Eñaut de Grises a la guitarra, ha dado un salto cualitativo en 2021 con el estreno de “Kolpatu Topatu”, afilada obra de vistosa producción que aúna el tono musculoso de Royal Blood, el empuje frontal de Berri Txarrak y los anida a ligeros detalles rupturistas brindados en su momento por bandas como IDLES, Foals o Fontaines D.C.

Tema a no perderse: ‘Itzala’. Versos infecciosos, lamentos que tocan la estratosfera y chorus por doquier, todos unidos y entrelazados en uno de los himnos más coreables de todo el 2021.

HABI

Integrado por: Jon Ander, Yerai
Similares a: Thrice
FB | IG

De power dúos también va la cosa. Procedentes de Villabona llegan Habi, un dúo integrada por Yeray (voz, guitarra) y Jon Ander (batería) que sabe jugar perfectamente con los claros y los oscuros en un aguerrido compendio deudor de los férreos artificios de Thrice y los pasajes más melódicos de Gorka y cía. Hasta ahora nos consta que estos chicos han editado dos álbumes, ambos publicados en 2020. ‘Paraideolia’, presentado en “Koloreak”, es un ejemplo perfecto de ese oscilante juego en el que tanto y tan bien saben sumergir Habi al oyente.

Tema a no perderse: Lo dicho, ‘Paraideolia’. En apenas 3 minutos toca todos esos palos, inclusive el pantanoso, que tan bien definen a la dupla.

ETXEKALTE

Integrado por: Unai Irisarri, Jon Andoni Juarez Abarrategui, Iker Etxebarria e Iñaki Olondo
Similares a: Viva Belgrado
FB | IG

Y de Habi pasamos Etxekalte. Es el orden natural de las cosas: ambos grupos colaboraron en una suerte de split, “Arimak denboran”, que han sacado a la luz este año, y de alguna especial manera, el cuarteto de Bermeo formado por Unai, Jon Andoni, Iker e Iñaki parece señalar una arista diferenciada del sonido ejecutado por Yeray y Jon Ander. El EP “Gure Hizkeran”, editado en 2019, así lo mostraba: riffs rocosos, gritos de agría esencia y erizadas melodías remitían a los Viva Belgrado más primitivos en cortes como ‘BBH’.

Tema estrella: ‘Orduan bai’. Como si hubiesen resucitado los donostiarras Krilin en toda su esencia, y manteniendo el embite de su único álbum editado hasta la fecha.

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te podría interesar