ArtículosDestacados

Is This It», el rock era eso

30 años this is it the strokes

«Un día, en un futuro, todo el mundo echará la vista atrás y deseará volver a ese momento», cantaban The Strokes en ‘Someday’. Ese día que imaginaban ha llegado, porque hoy pasan 20 años de la publicación de «Is This It«, el álbum debut de los neoyorquinos, el lingote de oro (por sus estratosféricas ventas) o la tan machacada salvación para todos aquellos que cuestionaban el rock en una época que, efectivamente, fue más bien mala. Es también Némesis, su burro de carga, la historia tantas veces reescrita que partía de la versión más simple y original; una apuesta genial (con todos los matices que implica la palabra genial). Si en 2002 fueron capaces de vender más de 500.000 copias tanto en Estados Unidos como en UK, fue porque, con las piezas de siempre, Julian Casablancas y compañía trajeron algo muy bueno. En realidad era algo irrepetible.

Hoy «Is This It» se hace un poco más viejo y sus dos décadas de historia, es decir, de carrera strokiana, lo explican. En 2001, ni ellos ni el mundo esperaba que un EP llamado «The Modern Age» pudiera ser la trompeta de guerra entre discográficas. Pero lo cierto es que Valensi, Moretti, Fraiture, Hammond Jr. y Casablancas pasaron de trabajar en sus curros a tiempo parcial a firmar por RCA Records y telonear a los Guided by Voices de entonces, o a los mismísimos Rolling Stones en la presentación del álbum. Son hechos que ahí están, reflejan un boom muy difícil de imaginar ahora mismo, sobre todo cuando te paras a pensar en su simplicidad.

En el fondo el rock era eso, poca fórmula, algo tan simple que lo convertía al mismo tiempo en algo complejísimo. Sonido, pero, sobre todo, estilo, ese Julian Casablancas cantando con su voz engolada, como si saliera de tomarse siete birras del bar. Pese a su juventud (y al contrario de lo que pudieran aparentar en algunas entrevistas que tendían al cachondeo) los Strokes de «Is This It» eran serios. Su obra era una constante de ambivalencias: tiraban de ganchos melódicos como anzuelos de tiburón, pero se respaldaban en un sonido contundente perfectamente producido por Gordon Raphael. Exponían problemáticas latentes, a veces también personales, pero las vestían con una lírica que les quitaba hierro. Pues eso, que todo podía ser mucho más complicado, pero en «Is This It», The Strokes lo hicieron fácil.

Màrius Riba
el autorMàrius Riba
No necesito que me busques trabajo. Estoy bien así. Soy poeta | Twitter: @MariusRiba

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.