ArtículosLas canciones menos conocidas de...

Las treinta joyas menos conocidas de The Cure

Hello I Love you (1991)

¿The Cure versionando a los Doors? ¿Vacile? ¿Sacrilegio? ¿Gran ejemplo de lo que debería ser un ‘cover’? Vean y admiren esta actuación en el show de Jonathan Ross. Y lo peor es que funciona, de algún modo que mi mente no sabría explicar. Quizas es una canción que ya de por sí era demasiado blanda para Jim Morrison y Robert alcanza el punto de fusión al acelerarse para la ocasión. Tuvieron que grabarla por obligación contractual con su compañía discográfica en EEUU (Elektra) y de camino le dio la oportunidad a Porl Thompson para darle lustre a su guitarra. PD: Nunca esta de más volver a ver el pelucón de Simon Gallup circa 1991. Válgame.

Apart (1992)

Tan triste que duele físicamente el oirla. Podría casar a la perfección como la cara de b de un hipotético single con ‘Trust’. La crónica del zarpazo que deja una ruptura en la que Robert incluye su propia voz como coro fantasmagórico, reforzando las tinieblas del desamor. En Wish va justo detrás de ‘High’. Imposible encontrar más contraste.

Trust (1992)

El mismo caso, un mazazo de realidad ubicado tras la frivolidad de ‘Friday I’m Love’. Y un gran ejemplo de por qué los teclados no pueden faltar jamás en The Cure (toma nota Robert). Aún recuerdo cuando escuche por primera vez su introducción instrumental de 2 minutos y 40 segundos (la canción dura 5’30”) por la radio en 1998. Desde ese momento mágico, de jardín victoriano, The Cure ganó un nuevo fan.

This twilight garden (1992)

Indiscutiblemente la mejor cara B (en este caso de ‘High’) de la historia del grupo y la que hubiera llevado Wish a la estratosfera de haber pasado el corte. Puede ser la canción de amor más perfecta que haya escrito Robert Smith, por encima de ‘Lovesong’ o ‘Pictures of you’, y a la altura de la más pop ‘Just Like Heaven’. Brumas, recuerdos de manos entrelazadas, noches infinitas… y unas líneas soberbias: “I lift my lips from kissing you / To kiss the sky / Cloud soft and blue / And slow the sun melts down / Into your golden words for me…” Sólo de pensar que ese disco pudo juntar ‘Apart’, ‘Trust’, ‘To Wish Impossible Things’, esta ‘This Twilight Garden’ y otra cara B soberbia como ‘A Chain of Flowers’ pone la piel de gallina.

A Chain of Flowers (1992)

Parece siamesa con ‘This twilight garden’ y su aire misterioso y onírico. Gallup inspiró esta canción que fue cara B de ‘Catch’. Retrata de forma magistral el miedo a perder a la persona que amas y Robert Smith reconoció que tuvo que escribirla deprisa y corriendo. Al común de los mortales nos llevaría toda una vida intentar algo así y no nos saldría…

Scared as you (1992)

Robert Smih la ha descrito como “la canción más sincera que nunca he escrito, me afloran las lágrimas cuando la escucho, de hecho la grabé llorando”. Una confesión de culpabilidad, de la inseguridades y los miedos que te llevan a dañar, ni tú sabes cómo, a la persona que amas. Una canción que suena honesta y además, musicalmente, muy inspirada, a la altura de lo más florido de aquel Wish del que se quedó fuera. La incluyó como segunda cara B de ‘Friday I’m in Love’, una exaltación bailonga de amor estereotipado. ‘Scared as you’ es un arrodillarse y pedir perdón. Menos vendible, pero más real.

Lost Wishes (1993)

Otra de las piezas que traía por la calle de la amargura a los coleccionistas y que internet ha acercado al pueblo llano. Cuatro demos de la época Wish que acabaron finalmente como instrumentales. Cada una está escrita por un miembro del grupo, menos Boris Williams. El motor de la idea, que acabó siendo una edición con tintes benéficos sólo conseguible por correo, fue la canción ‘Uyea Sound’, compuesta por Porl Thompson. Robert dice que la descartaron porque no encontraba letras que le encajasen. Robert aporta ‘Cloudberry’, la canción más ortodoxamente Cure, mientras que la sorpresa es ‘Off to Sleep’, la de Simon Gallup, una especie de nana. Cierra el cuarteto, ‘The Three Sisters’, la de Perry Bamonte, o The Cure experimentando con el grunge que ya asomaba la cabeza (se grabó en 1991). Juntas son algo más que una rareza, documentan el invencible estado de forma que mostraba el grupo en el trayecto 1990-1992 hasta la (aún llorada) marcha de Boris Williams.

(parte 1)

(parte 2)

Burn (1993)

La mejor aportación de Robert al cine (nunca sabremos qué hubiera pasado si hubiese aceptado la oferta para poner música a ‘Eduardo Manostijeras’) y una canción que devuelve a los Cure de imaginería más siniestra envueltos en un halo electrónico animal. Imposible clavar mejor la transformación del personaje que interpreta Brandon Lee en El Cuervo (1994) de Eric Driven en un ángel vengador. Según el grupo, no pueden tocarla en directo por cuestiones de derechos. Cada vez que lo pienso, muerdo.

This is a lie (1996)

La canción que tendría que haber servido de barómetro para Robert Smith a la hora de componer aquel Wild Mood Swings. Pero por aquella época la banda había perdido a Porl Thompson y Boris Williams y Simon Gallup era un guiñapo, consumido por sus adicciones. Profunda y moviéndose al ritmo de varias secciones de cuerda, casi 17 años después sigue funcionando en su perfecta elegancia.

A Pink Dream (1996)

Otro fallo más en el Wild Mood Swings (son casi incontables). La cara B de Mint Car funciona mil veces mejor en ñoñez que la elegida en el corte. Así es como yo concibo a los The Cure menos torturados, moviéndose en el complicado balanceo entre una canción aparentemente ‘happy’ pero que deja un pequeño regustillo triste en cuanto rascas la primera capa de pintura chillona.

Waiting (1996)

Y aquí ya vamos para bingo. La pareja de ‘A Pink Dream’ como acompañamiento del single Mint Car es aún superior a sus hermana. “Tonight I dreamed a gil called Home / And wake up in tears / all on my own…”. La guitarra de Perry Bamonte afila a la perfección el ritmo que marca Smith con la acústica. Una de las canciones más infravaloradas y desconocidas del grupo. Inexplicable.

Júpiter Crash (1996)

La mejor canción del tantas veces denostado Wild Mood Swings (1996), el álbum que más daño le ha hecho a la carrera del grupo (gracias a aberraciones como ‘The 13th’). La crítica los mató por primera vez, mientras abrazaba alegre el britpop. Amor y desamor astrofísico al borde de un acantilado, con el mar lame las rocas debajo y el inmenso cielo sobre tu cabeza. ¿Alguien da más?

Bloodflowers (2000)

Si hay un álbum infravalorado y sincero de The Cure, ése es Bloodflowers (2000). Un tour de force por la vena más pesimista y triste de Robert Smith al cumplir los cuarenta. Sin singles bailables, ni vocación comercial, es quizás la (pen)última muestra conceptual de su auténtico genio. Atormentado produce más y mejor que cuando fuerza su faceta ‘happy’. Y ‘Bloodflowers’ supone el epílogo perfecto. Es como si fuese el último trago que le dio Robert a su pozo del talento. “…Siempre se marchitan, siempre mueren… dejé caer flores de sangre…”. Ya nunca ha vuelto a ser lo mismo…

Anniversary (2004)

Los últimos Cure casando a la perfección teclados y sintetizadores. Aquel ‘The Cure’ de 2004 producido por Ross Robinson se llevó hostias hasta en el cielo de la boca. Claro que aún no habíamos visto ese esperpento que es el 4:13 Dream. Sea como fuere, hubo cosas muy rescatables, como este tema. O quizás parece mejor porque es uno de los pocos en los que Robert no grita. Pero tiene cierto sabor a los Cure añejos con un aire electrónico que atrae.

This Morning (2004)

El fallido ‘The Cure’ también nos devolvió la ceguera de Robert Smith para calibrar sus álbumes. Cuando le salían las obras maestras por las orejas era pasable, pero que en su evidente falta de inspiración ‘postBloodflowers’ se dejase esta enorme canción como cara B de ‘The End of The World’ es de juzgado de guardia.

Carlos A. Forjanes
Periodista con título enmarcado en la pared desde 2005. Un gol por la escuadra y un ritmo pegajoso le cortan la respiración. Lo primero lo cuenta en el Diario AS, lo segundo en Binaural.es. Charco que ve, charco que pisa. Twitter: @Forjanes_AS

21 comentarios

  • Muy acertado articulo.

    La verdad es que muchas de las mejores canciones de The Cure son caras B.Por eso Join the Dots me parece uno de sus albumes mas disfrutables.Por eso,y tambien porque suena “muy cure”.

    Dice Robert Smith que espera grandes caras B de sus artistas favoritos y que espera que le den otra vision distinta de su musica.Lo primero los Cure lo cumplen a rajatabla.Pero en lo de mostrar otra cara con La Cura es justo al reves.Sus caras B suenan mas a The Cure que la mitad de las canciones del disco al que pertenecen.Vease Wish,Kiss me,Wild mood swings…..Asi que yo,como fan,muchas veces prefiero escuchar Join the Dots,donde se que no voy a encontrar con temas como The Blood,Why can’t I be you,The 13th,The Kiss,Open,Hot hot hot,Cut,Close to me,Gone,End,Club America,Shiver and shake o Fight,que tambien me gustan,pero que no los considero sonido “Cure”.

    Esta es una de las razones que explican,porque demonios Robert Smith descarta grandes temas por otros infinitamente menores en sus discos.Es por no repetirse,y que cada album tenga algo distinto y distintivo:el shoegazing en “Wish”,el lado bailable en el “Kiss me”,un poco de flamenco en The head on the door,o sonidos mariachi en Wild Mood swings,etc.

  • Soy de la época del Discman y retumbaban en mi cabeza a full todos los lados de : The Cure a b c d e f g h etc jeje y cuantos hubieran

  • ¿¿¿Y “HALO” ??? ¿¿¿QUE PASA CON “HALO”??? ¡¡La más romántica que he oido jamás de mi grupo favorito!! joe, si cada vez que la pongo, la canto y como mínimo me emociono o me echo a llorar a veces. Si wish hibiese sido lo que debio ser, hubiera superado por poco incluso a Disintegration. Mucha chusta como wendy time y doing the unstuck sobraban. A mi incluso siempre me han repelido enormemente temas como High, que es basura comercial, Lullaby, que es de lo más despreciable para gustar al publico y hasta lovesong, cuya letra habría compuesto yo con 10 años y no es broma, pues escribo desde los 9. Un poco de miramiento, porque esta lista no son joyas poco conocidas, si no el parcialismo del que las refiere. ¿Donde esta “Play With ME” o la burla de “I’m a cult hero”?? Me alegro de haber encontrado “Ariel”, caray!! A mi me encanta “Lime time” y si sirve de algo, “Last Dance” creo que es de las mejores canciones del grupo (muy conocida) y ha sido bien poco defendida. A “snow in summer” y se le ha hecho un feo. Yo me he visto añorando chicas más con ese “goodbye sugar girl” que con otras. Lo peor de todo es que aqui nadie haya hablado de “2 late”, que es cuando menos una obra maestra (y ahi a la eternidad). Podría hablar de Cure por horas, pero veo muy incompleto y convenido este aporte a la red. Es absolutamente imperfecto e interesado. Un 2 de 10, o sea totalmente suspenso.

    • ¿Imcompleto? ¿Convenido? ¿Imperfecto? ¿Interesado? Pase que no le parezca completo, al fin y al cabo es MI selección de las que YO considero las 30 joyas menos conocidas de The Cure. Incluso acepto el suspenso. Pero explíqueme lo de “convenido” e “interesado”. Porque se me escapa qué interés puedo tener yo para elegir una cara B de 1987 en lugar de un corte inédito de 1983, por ejemplo. ¿Sobresueldo de una discográfica ya extinta? ¿Sobornos del propio Robert Smith? ¿Amenazas de Kim Jong-Un, que es fan del grupo? ¿Pertenezco al Club Bilderberg y este artículo es una guía de claves secretas para comunicarme con mis acólitos? Sáqueme de dudas.

      Un saludo y gracias por leernos. 😉

    • Te has pasado tres pueblos. Es una lista bienintencionada y que agradezco mucho. Es cierto que yo cambiaría la mitad, pero de ahí a usar los términos que has usado, no. Ha hecho muy bien en contestarte el articulista porque tu tono ha sido desproporcionado y duro, yo en tu lugar me hubiera disculpado.

  • OK. Convenido e interesado por un motivo: ha puesto las que posiblemente le interesen más ser expuestas para que quien pase por aqui haga más hincapié en ellas dejándose joyas de puro diamante con platino que han sido totalmente ignoradas. Yo no me dicho nada de que le incentiven por ello asi que no invente discograficas exintas, porque esta sonsacando. Su aporte no es malo, pero es muy muy muy pobre si realmente hace un análisis perfecto de las joyas de Cure, porque yo podría dar un punto de vista más neutro que el suyo, que mantengo, es por su propio interés, según sus gustos y NO SEGUN LAS JOYAS QUE NO SE CONOCEN. he dicho

  • Está bueno el artículo, porque realmente Wainting & Fear of Ghosts deberían tener más repercusión… peroooo… hay algunas que (para mí) son mejores como Signal To Noise, Play (no Play for Today), It Used To Be Me, Adonais, Trap, Want, Return, Alt.End, A Reflection, All Cats Are Grey, el excentricismo de Bananafishbones, son temazos no muy conocidos… igual muy buen artículo, por fín alguien se dignó a resaltar la parte no comercial de The Cure <3

  • Lullaby, para mí, es una obra maestra. Tanto la composición de la música épica junto a la voz que te atrapa me hacen vibrar. Es tan oscura como atractiva. Nostalgia y melancolía se funden en la música junto a una letra tenebrosa. Es… <3 <3 <3

  • ¿¿Charlotte Sometimes de las menos conocidas?? pues no se yo… Durante mucho tiempo fue mi favorita, la lleve de melodia en el movil cuando aun se usaba el formato midi, y una amiga tenia el cuento original.

  • Muy buena tu lista de Gemas, para mi siempre ha sido muy dificil decidir cuales son las mejores 30 ya que cada mes las voy cambiando, Para mi the cure solo tiene dos canciones pesimas que nunca he tragado AIRLOCK y DESCENT, Yo personalmente haria una lista de las mejores 313 canciones de the cure ya que es esa cantidad la que tengo, incluyendo claro esta The Glove, las colaboraciones de Robert Smith con otros artistas y temas ineditos que tengo extra de la era Wish, Bloodflowers y 4;13 Dream que no salieron de ninguna manera para el publico en ninguna edicion deluxe ni nada por el estilo. Ya hablando en materia de este articulo, tengo que decir que entre las mejores joyas menos conocidas para mi de la banda siempre estan Halo, This twilling garden, A chain of flowers, 2late, Your good is fear, Please come home, to the sky, Uyea Sound, perfect blue sky, Yesterday Gone, Spilk milk, Sugar girl y otras 5 mas que no tienen titulos ya que fueron extraidas de la bibloteca personal de Robert Smith y que tengo la dicha de tener desde hace mas de 10 anos. Saludos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.