Artículos

La Ley Sinde: Algunas consideraciones para Bloggers

La inminente aprobación (o no) de la Ley de Economía Sostenible (LES), familiarmente conocida como «Ley Sinde«, al margen de atemorizar a los creadores (y a los millones de usuarios) de múltitud de páginas web que ofrecen links de descargas (ojo, sin albergar los archivos en sus propios servidores) de contenidos sujetos derechos de propiedad intelectual; también nos puede llegar a perjudicar a nosotros, a nuestro blog Binaural, y a cualquiera de vosotros que tengáis un blog.

Y os preguntaréis, ¿por qué me puede afectar a mí, que no posteo enlaces de descarga de ninguna canción ni ninguna película, sino que sólo hablo de algunas novedades del sector al que me dedique (en nuestro caso, la música rock en general)? Pues muy sencillo:

En la Disposición final primera de dicha Ley, de modificación de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de  la Información (LSSI) y del Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual (LPI), se introduce un nuevo apartado en el artículo 8.1 de la LSSI que reza lo siguiente:

«En caso de que un determinado servicio de la sociedad de la información atente o pueda atentar contra los principios que se expresan a continuación, los órganos competentes para su protección, en ejercicio de las funciones que tengan legalmente atribuidas, podrán adoptar las medidas necesarias para que se interrumpa su prestación o para retirar los datos que los vulneran. Los principios a que alude este apartado son los siguientes:

e) La salvaguarda de los derechos de propiedad intelectual.»

Atendiendo únicamente a lo resaltado en negrita, una consideración puede saltaros a la mente: aunque no se ha hecho expresa mención en los telediarios (dónde sólo se habla de las mp3, los streamings online y la descarga de obras audiovisuales en general),  esta nueva disposición no deja de decir que nuestro blog (en nuestro caso, Binaural), puede estar en peligro de cierre, por ejemplo, por utilizar cualquier tipo de contenido sujeto a derechos de propiedad intelecual: ¿Quién no utiliza alguna fotografía que no es suya (encontrada gracias a Google, por ejemplo)? ¿Quién no pone alguna imagen promocional de sus artistas favoritos? ¿Quién no ha posteado nunca la carátula de un disco o el poster de una película? Y la cosa no acaba en el uso de imágenes. Cualquier tipo de obra, según la tipificación de la LPI, es susceptible de ser vulnerada en Internet por el mero ejercicio de su reproducción (art. 18 LPI), cosa que ocurre cuando copiamos un/a foto/texto/audio/etcétera en un site y  lo colgamos en otro.

Con la nueva LES no hace falta ningún tipo de ánimo de lucro ni actividad comercial. Un blog personal puede ser el objetivo: cualquier tipo de atentado contra los derechos de propiedad intelectual, en sentido amplio, puede ser susceptible de ser analizado por la famosa Comisión dependiente del Ministerio de Cultura. Esta Comisión, de futura creación, decidiría si dicha página estaría vulnerando derechos de propiedad intelectual o no. De ser así, la podrían cerrar o retirar los contenidos, con una simple autorización previa de los Juzgados Centrales de lo Contencioso Administrativo (en el más que surrealista plazo de 4 días).

Pero existe una excepción, como siempre: Este procedimiento Administrativo no será de aplicación a los llamados «medios de comunicación», cuya posible vulneración deberá ser siempre dictaminada por un juez. Parece bastante claro que un medio como ElPaís.com, Marca.com y similares son medios de comunicación, ni que sea por su envergadura, su distribución en otros soportes, etc. ¿Pero qué ocurre con esos medios que únicamente pueden encontrarse en Internet? ¿Los periódicos y portales digitales? ¿Y Binaural.es? ¿Y vuestro blog personal?

A día de hoy prácticamente no se han dado casos de persecución en este sentido. Pero, ¿qué pasaría si esta Ley de Economía Sostenible abriera la puerta a la aparición de entes similares a la Sociedad General de Autores y Editores (o esta misma, por qué no decirlo), que se encargaran de demandar a todas aquellas las páginas que hayan hecho uso de algún contenido protegido?

¿No sería ese el fin de Internet tal y cómo lo conocemos?

5 comentarios

  • Yo creo que se refiere más a páginas que viven del pirateo. Por supuesto que un blog como éste no vive de las fotos publicadas, sino de la información de los artículos. De todos modos, el texto debe modificarse hasta dejarlo bien clarito.

    • Muy buenas Wiggum, cómo va eso?

      Lo cierto es que la Ley está tan mal hecha que no hace ni esa distinción. Fíjate, son 180 páginas, de las cuales sólo 30 son de articulado, el resto: disposiciones adicionales que modifican otras cientos de leyes. De hecho, incluso modifican la Ley del Catastro con esta!

      Parece que la vocación de la Ley sea cerrar sólo aquellas webs que se lucran con ello (aunque no lo diga), pero por eso levanto la pregunta: y si sale en un ente como la SGAE para controlar el resto de atentados contra la propiedad intelecual? Peligro!

      Gracias por pasaros!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.