Artículos

Los 10 mejores temas de Dinosaur Jr.

Hacer un top 10 siempre es tarea difícil y más aún si se trata de una de tus bandas favoritas de la historia. Luego de que hiciéramos un top 10 de Dredg algunos de nuestros lectores comenzaron a pedir un grandes éxitos de nuestros queridos Dinosaur Jr., quizá empujados por la nostalgia de que editarán sus primeros singles en vinilo para el próximo Record Store Day.

J Mascis (guitarra y voz), Lou Barlow (bajo) y Murph (batería) forman uno de los grupos claves para entender la década de los 90’s, comenzando a hacer ruido desde el underground, sirviendo de puente para que muchos grupos salieran de ese mismo sótano y comenzarán a ver la luz (mainstream o como lo queráis llamar) pero que todo artista sueña alcanzar.

Todo comienza cuando J Mascis convoca a su amigo de colegio Lou Barlow a formar un grupo nuevo llamado Dinosaur (a secas) pues su grupo Deep Wound había llegado a su fin. Luego Emmet Murphy, mejor conocido como Murph se encargaba de las baquetas (por suerte) decimos por suerte ya que en un principio Mascis quería tocar la batería y nos hubiésemos perdido a uno de los guitar heros de nuestra generación. Su debut, el disco Dinosaur llegaría en 1985 con un sonido no muy particular y no tan innovador, bastante alejado del noise de Sonic Youth y más cerca del sonido de unos R.E.M., el tema «Repulsion» como bandera y una declaración de amor al mítico Neil Young. En 1987 vendría su segundo disco «You’re Living All Over Me» ya como Dinosaur Jr. y lo que sería su primer gran álbum, quizá el más desafiante de su carrera. Allí moldearon su estilo definitivo y confabularon su ataque sonoro: guitarras al borde del feedback, bases aplastantes y melodías que conmueven desde el letargo. Se ganaron la admiración de sus pares (Sonic Youth y My Bloody Valentine entre otros) con temazos como «Little Fury Things«, «Sludgefeast«, «Kracked«, «The Lung«, «In a Jar» y una versión magistral de «Just Like Heaven» de The Cure más la brillante aparición de Lee Ranaldo ponían broche de oro a un segundo disco que superaba por mucho al debut.

Un año después «Freak Scene» sería el encargado de capitanear su tercer disco «Bug» conformado por otras buenas piezas, aunque sin llegarle a los talones al caballo de batalla, «Budge» y «No Bones» se erigieron como fieles escuderos del single. Aunque el disco de caracterizó por toneladas de ruido experimental y el comienzo de la ruptura entre Mascis y Barlow quien se marcha para formar Sebadoh. Luego de este desafortunado evento, que gracias a los astros, se recompuso 16 años después, J Mascis toma el control total del grupo y en 1991, el último gran año importante de la música moderna, se edita «Green Mind«, primer trabajo editado por una multinacional, y con Mike Johnson al bajo. El cuarto disco de Dinosaur Jr. es un compendio de hitazos, rock visceral y guiños al mejor folk de Neil Young & Crazy Horse. Opacado por el Nevermind, temas como «The Wagon«, «Thumb«, «Green Mind» o «Puke and Cry» son gemas de la década del 90 que merecen estar enmarcadas para siempre. Luego vendría «Where You Been» (1993) con el noise-pop de «Not you again«, la pulida y majestuosa «Start Choppin«, «Going Home» y «Get me» forman parte del disco más difuso e irregular del trío, pues Mascis experimentaba con otros proyectos y no aprovechaba el momento de despegar que le proporcionaba su antecesor. Tan solo un año después se edita «Without a Sound» a día de hoy su LP más subestimado, con canciones emotivas y punzantes como la eterna «Feel the Pain«, «Outta Hand» o «I Don’t Think So«. Mascis cansado ya de lo mismo, se toma un descanso y colabora en cine, saca discos solistas, recupera versiones (una de sus facetas favoritas) mientras Murph tocaba con los Lemonheads y Johnson colaboraba con Mark Lanegan e iniciaba su periplo solitario sin mucho ruido.

Pero llega 2005 y un rayo de esperanza cae sobre los fanáticos del grupo. Barlow y Mascis hacen las paces y deciden reunir de nuevo el grupo. Llegaría la especie de trilogía final que comenzaba con «Beyond» (2007) y con él volvían los riffs, los coros fáciles y la melodía pegajosa que convierte hoy por hoy al grupo en una especie de espejo en el que muchos se miran. «Crumble«, «Almost Ready«, «Pick Me Up«, «Been There All The Time» o «We’re not Alone» nos confirmaban que el mal rollo había quedado en el pasado y que lo que venía era cimentar la leyenda. Dos años más tarde «Farm» nos golpeaba como una bofetada a toda velocidad, la definición al pie de la letra de cómo volver a ser brillantes, de reinventarse. Sin duda, uno de sus mejores discos, ya maduros y serenos nos entregaban «Pieces«, «I Want You To Know«, «I Don’t Wanna Go There«, «Plans» y «Over It» la cohesión hecha disco. 2012 cerraría esta especie de saga con «I Bet On Sky«, si bien no supera al anterior, tiene momentos muy buenos de guitarras a punto de romperse y solos incendiarios, la piel marcada con fuego por un grupo que ya forma parte de la historia moderna de la música. Si bien se salvan algunos hits como «Watch the Corners«, «Don’t Pretend You Didn’t Know» o «Almost Fare«, el disco deja un poco de dudas, pero son injustas y a veces sin fundamento pues se le compara con otras obras magistrales que este mismo trío ha firmado con su propia sangre.

Pues bien, sin más que agregar a esta extensa e impecable carrera de Mascis, Barlow y Murph nos atrevemos con 10 canciones, tarea casi imposible, pues muchas se quedaron fuera. Bienvenidos todos al magnífico universo de Dinosaur Jr., se quedaron muchas fuera pero así es la vida.

Sebas Rosas
el autorSebas Rosas
BELIEVE IN THE ANTI † † † Twitter: @sebastopol17

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.