ArtículosDestacados

Los lugares más curiosos en los que tus bandas favoritas han dado un concierto en España

¿Cuál ha sido el sitio más curioso o raro en el que has visto actuando a tu grupo favorito? Piénsalo bien. Quizás no se te ocurra ninguno más allá de la clásica sala de conciertos al uso o el típico estadio grande de tu ciudad. Pero, ¿sabías que pudiste haber sido uno de los afortunados que vio tocar a los Smiths en mitad de las fiestas de San Isidro de Madrid, a Franz Ferdinand en un barco por la costa valenciana o a Green Day en una casa okupa de Castellón? Aquí tienes varios ejemplos de lugares extraños en España que se convirtieron, por una noche, en ‘salas de concierto’.

Supertramp – Campo del Gas, Madrid (1983)

El Campo del Gas fue un recinto deportivo al aire libre ubicado en el Paseo de las Acacias de Madrid, que se usó principalmente para la celebración de combates de boxeo y lucha libre. Recibía su nombre de la fabrica de gas junto a la que estaba situado y, pese a estar abierto desde 1943, no fue hasta una década después cuando alcanzó su máximo auge, coincidiendo con la etapa dorada del boxeo en España. En 1987, cuando esta empezó a decaer, también lo hizo el éxito del recinto, lo que se tradujo en la decisión de Gas Madrid, propietaria de los terrenos, de derruir el complejo para construir un párking (En la actualidad, es un bloque de pisos y no hay ni siquiera una placa homenaje a este mítico templo del boxeo).

Además del uso deportivo, durante sus años de esplendor también acogió multitud de conciertos. Uno de los más recordados es el que ofreció Supertramp en 1983… y no precisamente por lo musical. La cita se convirtió en una auténtica batalla campal entre los asistentes, personas que intentaban colarse y la Policía Nacional, con botellazos y peleas por doquier. Todo, mientras los de Londres sonaban a medio gas, con el volumen rebajado a la mitad, ya que el solar se encontraba enclavado entre numerosas viviendas.

Vídeo sobre la historia del boxeo en el campo del gas:

The Smiths – Fiestas de San Isidro, Madrid (1985)

Efectivamente, Johnny Marr y Morrissey se apuntaron a celebrar las fiestas patronales de Madrid el 17 de mayo de 1985. Unas 200.000 – 500.000 personas (las cifras varían según los diferentes artículos que se han escrito sobre el tema) fueron los afortunados espectadores que disfrutaron de este mítico concierto gratuito en pleno Paseo de Camoens, en el corazón de Madrid. Curiosamente, uno de ellos sería el escritor Ray Loriga, que en 2010 escribió sobre su experiencia en El País y sobre el hecho de que, ya de adulto, seguía sin creer que había sido testigo de semejante pasaje de la historia de la música de nuestro país.

Por aquel entonces, en plena Movida y con Tierno Galván como alcalde, los británicos ya eran todo un fenómeno pop, que venían a presentar, ojo, el disco ‘Meat Is Murder’, de la mano de la reconocida periodista musical Paloma Chamorro, que fue la encargada de actuar como maestra de ceremonias de tal acontecimiento. Y de qué manera. Sobre el escenario, un jovencísimo Mr. Mozz, ataviado con una camisa rosa chillón que acabaría hecha jirones en el foso, interpretó algunos de los, ahora, himnos intergeneracionales del pop (‘How Soon Is Now?’, ‘This Charming Man’, ‘Still Ill’, entre otros).

¿Sabes qué es lo mejor de todo? Que el concierto íntegro, introducción de Chamorro incluida, está disponible en YouTube:

Green Day – Casa okupa de Vila-real, Castellón (1993)

¿Te imaginas mejor lugar para ver a los Green Day de los inicios que una casa okupa? ¿Y si te digo que esto ocurrió y que además fue en Castellón? Sí, unos jovencísimos Billie, Mike y Tré hacían parada en la casa okupa de Vila-real, Castellón, en el que sería el último concierto de su última gira underground antes del estrellato: acababan de firmar con Reprise Records, sello subsidiario de Warner Bros.

Pese a que en la imagen de más abajo pone que la foto fue tomada en el 1992, quien estuviera en la taquilla de aquel concierto, y que más tarde describiría su experiencia en el periódico local Castellón Plaza, el periodista Ángel Gil Cheza, asegura que fue en 1993. Era un 23 de abril, justo un año antes de que el trío de California lanzara el buque insignia de su discografía, el celebrado ‘Dookie’ (1994). La banda tocó ante solo 150 castellonenses que, por aquel entonces, no tenían ni idea de lo que se avecinaba para el mundo del punk rock.

Alice In Chains – Anfiteatro de Maracena, Granada (2006)

Aunque nunca hubo comunicado oficial por parte de la banda, la muerte por sobredosis de su vocalista, Layne Staley, pareció poner punto y final a la exitosa carrera de Alice In Chains allá por 2002. Sin embargo, y para sorpresa de los fans, el grupo reapareció tres años después para dar un concierto benéfico en Seattle, lo que pareció abrir un nuevo capítulo para ellos.

Oficialmente de vuelta sobre los escenarios, Cantrell y los suyos iniciaron una gira mundial que, en 2006, y con William DuVall como vocalista, les llevó a actuar en varias localidades españolas; entre ellas, Granada. El concierto de los estadounidenses en la ciudad andaluza se celebró en un lugar algo curioso para un concierto de metal grunge: el anfiteatro Carlos Cano de Maracena, ubicado en… mitad de la nada.

Según lo publicado en las crónicas de aquella noche del 27 de mayo, el concierto arrancó con un público entregado cantando el “Cumpleaños feliz” al batería, Sean Kinney, que cumplía años ese mismo día. La banda respondió a los cánticos del foso con el tema ‘Sludge Factory’, que daría el pistoletazo de salida a una actuación corta, de apenas una hora y 12 canciones, pero intensa, donde repasaron algunos de sus ya para entonces clásicos.

A continuación, uno de los vídeos del concierto:

Franz Ferdinand – Barco por la costa de Castellón (2009)

Cuando se trata de promocionar sus productos, las marcas, a veces, trabajan bien la creatividad. Es el caso de Sony, que en 2009 decidió unir fuerzas con el FIB para crear la experiencia marítima SingStar Ship of Mates.

Se trataba de un barco que, durante los días que duró el evento, albergó conciertos en formato acústico de algunas de las bandas que iban a tocar en la imperdible cita de Benicasim, entre ellos, Franz Ferdinand. Unos 250 afortunados asistieron al exclusivo concierto en alta mar en el que los de Glasgow tocaron ‘Jackeline’ y ‘Take Me Out’.

A continuación, el vídeo que grabó uno de los asistentes:

Crystal Fighters – Cueva de Zugarramurdi, Navarra (2013)

En 2013, Crystal Fighters publicó su segundo trabajo de estudio, ‘Cave Rave’, y, tras presentarlo en ciudades como Londres, Berlín o Ámsterdam, los británicos decidieron hacer lo propio en España haciendo realidad el título del disco. ¿Cómo? Literalmente organizaron una fiesta en una cueva. Y no cualquier cueva; para semejante acontecimiento escogieron la ubicada en una de las localidades navarras más conocidas (y cinematográficas) del país: la Cueva de Zugarramurdi.

Pero el evento no quedó solo en un concierto de los de Londres. El grupo escogió a otras dos bandas para acompañarles en su gran noche: los navarros Wilhem And The Dancing Animals y lo vizcaínos Belako. También tocaron grupos tradicionales de la zona, contaron leyendas, hubo degustación gastronómica y, desde la organización, se facilitaron autobuses para ir y volver de las cuevas hasta San Sebastián, con el objetivo de seguir la “rave” hasta por la mañana.

Y para muestra, un botón:

YUCK – Karaoke de Mostenses, Madrid (2013)

De nuevo, una gran marca -Converse, en este caso- tirando de imaginación para promocionar uno de sus productos. Con motivo del lanzamiento de una de sus colecciones, de inspiración punk-rock, la empresa de zapatillas organizó el ciclo “Get Loud”, que, entre otras cosas, consistió en una pop-up store con actividades DIY, conciertos en ubicaciones “secretas” y exposiciones en diferentes puntos de la ciudad, tomando siempre como base la actitud punk y la rebeldía.

El de Yuck fue uno de estos conciertos exclusivos y secretos. Y lo fue porque, hasta sesenta minutos antes del evento, no hicieron públicos ni la hora ni el lugar de celebración. Aquellos que recibieron el mensaje de Converse, fueron citados en el karaoke subterráneo ubicado en el parking de la Plaza de Mostenses, uno de los más famosos de la capital, donde es fácil ver a la farándula madrileña desgañitándose cada fin de semana sobre el escenario.

Los de Londres vinieron a presentar su segundo trabajo de estudio, ‘Glow & Behold’, el último hasta la fecha.

Texxcoco – Nave industrial del polígono El Viso, Málaga (2019)

Texcoco mantienen las buenas formas clásicas del rock y el punk, así que tocar en Málaga, en un polígono enclavado en mitad de la nada, a pelo y en una nave industrial sin escenario ni aislamiento, parecía algo hasta… natural.

Los canarios, junto a Camellos y el grupo local La Trinidad, ofrecieron una buena sesión de himnos, sudor, pogo y cuerdas rotas en la que, desde 2018, se ha convertido en la nueva sala de conciertos alternativos de la ciudad: el CSA Las Vegas. Se trata de una “sala de conciertos” autogestionada -entre comillas, porque todo el equipo (mesa de sonido, amplificadores, cableado….) se lleva y se trae en cada sesión-, ubicada en una de las naves del polígono industrial de El Viso.

El colectivo Sopa Jervía es el encargado de organizar todos los conciertos que acoge y que toma como modelo a La Residencia de Valencia o al Hi Jauh USB? de Barcelona. Los conciertos no son gratuitos, pero los asistentes dan “la voluntad”, que se dedica íntegramente a pagar a las bandas que actúan allí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.