[Crítica] Anika Sade – Last Night Was Automatic (2009)

Un nuevo año empieza y, cómo no, ya empiezan a sonar los típicos comentarios de “estos serán los Arctic Monkeys” o los “Vetusta Morla” del 2010. El caso que nos ocupa es el de Anika Sade, un grupo nacido en Barcelona (curiosamente formado por dos argentinos y un holandés) que bien pretende, a priori, optar a la nominación de “Delorean de 2010”. Tras un Ep de éxito relativo publicado un año atrás, este curioso trio nos presenta hoy un trabajo llamado Last Night Was Automatic caracterizado por un hibrido de synth pop y electro capaz de referenciar tanto a ilustres iconos del sector (New Order o Depeche Mode) como conjuntos enmarcados dentro del post-punk con base más electrónica (caso de los británicos Bloc Party). A pesar de empezar de forma algo descafeinada, este primer trabajo de Anika Sade posee una interesante característica que le hace brillar encima de muchas de las producciones electrónicas estatales: su ubicuidad en el espacio / tiempo. Pese a que Last Night Was Automatic suene muy a los 80 uno no puede evitar el sentir cierta interesante sensación de atemporalidad tras acabar de escuchar el LP, algo inusual dentro de un tiempo (y de un estilo) tan estrictamente enmarcados como estos. Está claro que el disco tiene sus más y sus menos (sin más alguna pieza como ‘Name That Face’ no está al nivel del resto de temas) pero lo comentado ya consigue hacer creer que Anika Sade tiene un grandísimo potencial en el sector electro de nuestro país. Todo un oscuro y electrizante “tour de force” sonoro.

Puntuación: [69 de 100]

Fuente: Rockzone

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te podría interesar