Críticas

Car Seat Headrest – Making A Door Less Open | Crítica

car seat headrest making a door less open

Cuando Will Toledo ya nos había acostumbrado a recibir al menos un disco nuevo al año, agarró y cambió el paradigma. Al fichaje por Matador y el lanzamiento del expansivo “Teens of Denial” le siguieron dos años de espera para escuchar otra versión de un álbum antiguo (una excelente nueva versión) y otros dos años hasta este “Making a Door Less Open”. El nuevo trabajo de Car Seat Headrest se siente un tanto como “la batidora Toledo”. En él se juntan ideas que ha ido teniendo durante estos últimos cuatro años, haciendo especial énfasis en la faceta pseudo electrónica de su proyecto paralelo 1 Trait Danger. El resultado es encantador, como todo trabajo reciente de Car Seat Headrest, con interesantes toques de dance punk y un cúmulo de referencias que rozan el aturdimiento.

En la reedición de “Twin Fantasy” ya se podía adivinar cierta deriva dance de Car Seat Headrest. Quién no quisiera verla negó no sólo la fuerte influencia que ya desde hace siete u ocho años tiene la banda de Will Toledo, sino, efectivamente, los intereses que ha mostrado en sus otros proyectos.  “Making a Door Less Open” es el primer proyecto de Car Seat Headrest desde que fichase por Matador que mira explícitamente a lo que podría ser el futuro del sonido del grupo. Su recorrido dentro de la industria musical ha sido bastante confuso, siete u ocho álbumes sin la más mínima trascendencia, un fichaje raro por un sello muy relevante, y un pelotazo en el primer disco de material nuevo que lanza con éste. Por esta situación se entiende, que el último trabajo de Will Toledo sea un poco revuelto. A efectos vocales que parecen de dubstep (‘Famous’) se juntan canciones de rock al más puro estilo REM cantadas por otros miembros del grupo como es Ethan Ives (What’s With You Lately), o una ‘There Must Be More Than Blood’ que parece necesitar una mención en los créditos a LCD Soundsystem.

“Making a Door Less Open” es un trabajo muy paradójico dentro del recorrido de Car Seat Headrest. Siendo su disco más atrevido formalmente, es el más breve y menos dilatado. Siendo el que suena más oscuro y nocturno, suena bastante menos personal que sus dos predecesores. La energía desde los primeros compases de ‘Weightlifters’ es bien distinta: canciones altamente guiadas por la percusión, con un bajo más rítmico… Y sin embargo casi siempre el mismo discurso de Toledo. Mientras que el propio Trait confiesa que su forma de escuchar música y componerla ha cambiado a lo largo de los años, parece que su forma de escribir las letras para la misma no. Este es tal vez el punto clave: mientras que en canciones que se alargaban hasta los diez, catorce minutos, con Toledo soltando alaridos y describiendo de forma neurótica su nociva relación con algunas personas o las drogas era fácil terminar arrastrado por su derroche emotivo; en una ‘Hollywood’ que repite el discurso sobre la “oculta” malicia del mundo del estrellato cuesta más alcanzar una catarsis anímica.

Pero esto no es así en todas las canciones. Toledo es un gran compositor que en canciones como ‘There Must Be More Than Blood’ o ‘Can’t Cool Me Down’ sí es capaz de acompasar una narración más adulta y sugerente con este sonido nuevo. Así “Making a Door Less Open” se balancea entre dos escalones: el de la música futura -que no olvidemos, Will Toledo ya producía en 2014 pero con peores medios- y el de la escritura pasada. Esto no le resta valor como un disco de indie-rock con ideas del todo estimulantes y particulares, que alejarán con facilidad a quienes se acercaron por la raíz lofi del proyecto, que, dicho sea, parece ahora más fruto de una insuficiencia técnica (a pesar de la declarada influencia de Daniel Johnston) que una decisión deliberada. Tal vez el clásico de rock que esperábamos que Car Seat Headrest nos entregasen tenga más relación con el new wave y la música de baile de lo que podíamos esperar. De momento su último trabajo no es ese clásico, pero es un paso en la dirección adecuada de un Toledo que no se conforma de forma conservadora, o al menos no del todo.

Streaming de «Making A Door Less Open» de Car Seat Headrest:

Resumen de la crítica:

Nota:7.2

Pros

  • Las canciones más cargadas por las cajas de ritmos, el bajo y el sintetizador
  • Cada vez que una canción de Car Seat Headrest pasa de seis minutos sabes que hay tomate

Contras

  • "Hollywood makes me wanna puke”, ¿en serio Susana tío?

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.