Críticas

Cuco – Para Mí | Crítica

cuco para mi

Cuco es un productazo. Que no se mal interprete . A Omar Santos, joven compositor mejicano afincado en California, habría que darle un premio por haberse vendido tan bien en la rizada, manoseada y cansina jungla lo-fi. Me imagino la cara que puso Kali Uchis en su día cuando vio que un chavalito como él versionaba ‘Melting’ y cuadruplicaba en reproducciones. Son anécdotas, ya históricas, que explican que en su caso no todo fue cuestión de Marketing, sino de artista. Interscope (casa discográfica de Madonna, Eminem, Lana del Rey o Lady Gaga) lo vio pronto, y de ahí que sacara pecho haciendo oficial su fichaje hace tan solo unos meses. Salto vertiginoso a la liga de la estrellas con apenas 21 años. Ver cómo proyección, talento y engagement iban a confluir en su debut (yo prefiero decir segundo disco, debutar ya debutó) iba a ser interesante. “Para Mí” (Interscope, 2019) ya lo ha mostrado; engañosamente y sin dar volteretas.

Porque el proyecto de estrella del pop que de alguna manera se refleja en él es lánguido. Por fuera es una cosa: álbum henchido de interludios y colaboraciones intermitentes -Foos Gone Wild, Suscat0, Jean Carter-; estructura nada ajedrezada. Incluso viendo la portada (un Omar acariciando el cielo con sus dientes de oro cual patrón), da a entender que “Para Mí” va a ser un disco donde la figura de Cuco va a relucir como sus colgantes. Y eso no es del todo así. No deja de ser un disco personal (lo confiesa hasta en el titular), pero con una identidad opaca. Nos hablará de affaires fallidos, obsesiones que le atormentan y viajes entre nubes de algodón, y nos quedaremos flotando en uno de esos globos. Viaje beatífico en el que celebrar la vida. Y la muerte.

“Para Mí” es un globo que se hincha pronto, y se deshincha paulatinamente, emborrachándote de helio. ‘Keping Tabs‘, en la que colabora Suscat0, emprende un línea neo-soul con recorrido (muy Tyler the Creator) y ‘Bossa No Sé‘ se planta con una base distraída de bossa nova que tunea con teclados a su estilo. ‘Feelings‘, ya más adormecida, marca la cadencia del sueño (en el buen sentido), lo que serán pasajes aéreos que se quedan todo el rato a medio camino entre el neo-soul más disruptivo, el dream-pop (‘Lovetripper‘) y la balada “cuqui” (‘Hydrocodone‘, ‘Far Away From Home‘). Ese margen que Cuco tiene para explorar y redefinirse como un artista de las altas esferas lo aprovecha moderadamente. Y el resultado, aun con temas como ‘Best Friend‘ o ‘Do Better‘, más distinguibles por sus influencias sureñas, es un disco de medias tintas. Sin apuesta clara.

Sin hits a la vista, pero de recorrido agradable, línea vaga, pero idiosincrásica. A un artista con una trayectoria tan corta (y con un par de referencias sólidas, la que más, su EP “Chiquito”), no se le puede achacar mucho. Eso sí, hay que ser consecuente con la realidad y las expectativas generadas, y, en este sentido, “Para Mí” no responde a ese globo superinflado que era. Lo dicho, queda mucho trayecto por adelante, así que ahora queda disfrutar del vuelo. Este disco también es para ti.

Resumen de la crítica:

6,56.5
Màrius Riba
el autorMàrius Riba
Comunicación y marketing digital. Sin música no seguiría aquí. Así pues, sobreviviendo| Twitter: @MariusRiba

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.