Críticas

[Crítica] Michael – Michael Jackson (2010)

Lo peor que le puede pasar al trabajo de los más grandes de la música es que sus autores mueran. Si ya en vida los grandes artistas tiene dificultades para controlar el rumbo de su obra, imaginad lo que pasa una vez fallecidos estos. Lo que han hecho con Michael Jackson es un insulto a su memoria, a su más que sobresaliente legado y a todos los que le admiramos profundamente.

Michael (2010) es el álbum póstumo de Michael Jackson. Pero llamarle álbum es aventurarse demasiado. El elepé es un compendio del esqueleto de diez canciones en las que Jackson trabajaba cuando le atrapó la muerte, algunas semiterminadas, otras simples demos de lo que deberían haber sido o temas antiguos que no fueron incluidos en álbumes pasados y que esperaban su oportunidad para ver la luz con las renovadas ganas de Jackson por volver a lo más alto.

Mucho se ha hablado de la autenticidad de los temas, de si es la del rey del pop la voz que suena. En fin, a mi me parece irrelevante porque desde luego no es el espíritu de Michael Jackson el que fluye de los diez cortes de este elepé. Un puñado de directivos han decidido terminar a su manera este álbum y el resultado es artísticamente pésimo: un porrón de temas prefabricados, pastillas con triple dosis de Lady Gaga y otros derivados firmados con el nombre -el sagrado nombre- de Michael Jackson.

Interminables loops, samples embutidos a la fuerza entre las diferentes pistas, raps que no vienen a cuento de absolutamente todo y, muy de vez en cuando Michael Jackson. Esos son los ingredientes que componen este deprimente Michael en el que la indudable y delicada habilidad de Jackson para producir ha sido completamente eludida y vilmente sustituida por algún infame programa informático.

Pese a todo, el álbum encierra algunas pinceladas del auténtico Michael Jackson que le hacen a uno estremecerse y recordar el mito. “Best of Joy”, la pista en la que quizá encontremos una mayor dosis de la voz de Michael, es una muestra de ello, como también “(I Can’t Make It) Another Day” compuesta por Lenny Kravitz. En esta última destaca la colaboración del autor y la batería de Dave Grohl.

Y como le echamos de menos, como echamos de menos a Jacko cuando, por unos instantes, vuelve con nosotros y nos canta «Much Too Soon», el tema que cierra Michael y nos parece que aún no se ha ido uno de los más grandes.

[Puntuación 40 de 100]

1 comentario

  • Creo que es un disco más que digno, mucho mejor que el larguísimo «Invincible», y que demuestra que a lo mejor Jackson debía delegar un poco en otros músicos y no controlar absolutamente todo. 10 buenas canciones en un disco muy equilibrado con algunas verdaderas joyas.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.