Críticas

Nick Murphy – Run Fast Sleep Naked | Crítica

Nick Murphy Run Fast Sleep Naked

Nick Murphy, quién saltase a la fama gracias a su particular R&B de corte electrónico en 2012 con el EP ‘Thinking In Textures’, llevaba dos años en una profunda búsqueda personal (¿es eso mucho en estos tiempos?). No es tan fácil como parece aceptar el estatus que el mundo mediático de la música le impone a uno como artista (si no que se lo pregunten a Aldous Harding), y el australiano, que lo adquirió con 23 años no supo manipularlo, según dice, con especial facilidad. Fruto de esa exploración y desorientación personal (como bien muestra su portada) nace “Run Fast Sleep Naked”, el segundo trabajo después del EP ‘Missing Link’ que Murphy lanza bajo su verdadero nombre.

En su segundo larga duración Murphy utiliza su música como brújula. El de Melbourne se pasea entre las dunas de la fama y el éxito sin demasiadas variaciones en su sonido, aunque con un toque de aridez analógica que resulta el gran giro de estilo. Como en ‘Some People’, donde la guitarra acústica parece sacada de los Radiohead más sosegados y reflexivos, o en ‘Novocaine and Coca Cola’ que también tiene un sintetizador y una guitarra de distopía Amnesiacana. Las canciones de este “Run Fast Sleep Naked” rara vez están planteadas como referencias del todo clausuradas o herméticas, incluyendo un goteo abrumador de samples, recursos de distorsión industrial o arreglos orquestales. El ejemplo más aparatoso de esos arreglos es seguramente la hija no deseada de la banda sonora James Bond ‘Yeah I Care’, que, nerviosa, y persecutoria, no habría sorprendido en una escena desértica y desecada de “Skyfall”.

El single ‘Sanity’ remite a la salud mental de Murphy de forma abierta. Prácticamente cualquier otro corte lo hace de manera más o menos metafórica. En diversas entrevistas el australiano habla sobre cómo viajar y recoger sonidos en distintos lugares le ayudó a salir de los “pensamientos cíclicos” que tan recurrentes son en una persona que trata con la ansiedad. Y esta parte está muy bien representada en casi todo el LP; una base de cuerda sampleada guía las canciones (una idea cíclica), mientras a su alrededor se enarbolan infinidad de sonidos (los nuevos paisajes), generalmente con un resultado aturdidor.

Si bien estas cartas juegan en favor de su capacidad emotiva, también es cierto que su indudable capacidad para hacer hits se ve eclipsada por los formalismos. Esto no habría de ser ningún tipo de problema, salvo porque Murphy no parece interesado en renunciar a ella, como evidencian los singles o la desconcertante ‘Never No’; una canción a medio camino entre U2, The National y Coldplay, que desentona en el disco entre la posibilidad de llenar un estadio y una redención muy emocional de su autor.

‘Después de la intimista pero contagiosa ‘Dangerous’ el pescado está vendido con dos canciones que suenan simultáneamente a cierre. Primero queda la balada jazzera ‘Believe Me’, entre Bon Iver y los últimos The 1975, y finalmente ‘Message You at Midnight’. Aunque más emocionales y sosegados, estos dos temas no parecen encontrar otra razón de ser para estar al final que su pausado tempo.

Con ellos, “Run Fast Sleep Naked” concluye en un espacio todavía más incierto, aunque no por esto a la deriva o negativo. El segundo disco de Murphy representa con acierto, pero de forma poco memorable el momento personal del músico, que nos ofrece una exuberante cantidad de recursos. Entre ellos están el pop llena-estadios, el R&B progresivo, un rock árido con tintes exóticos, una electrónica contundente… Pero ninguno de estos estilos destaca de forma definitiva.

Nick Murphy visitará las ciudades de Barcelona (Apolo) y Madrid (La Riviera) en octubre.

Streaming de «Run Fast Sleep Naked» de Nick Murphy, ya en Spotify:

Resumen de la crítica:

Nota:6.9

Pros

  • Las canciones en las que no renuncia a su identidad hitera
  • El convincente modo del disco

Contras

  • Una heterodoxia excesiva que no permite brillar del todo ningún recurso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.