Críticas

[Crítica] The Lemon Twigs – Go To School

critica the lemon twigs go to school

Los hermanos D’Addario lanzaron su debut, “Do Hollywood”, a través de 4AD en 2016. Aquella opera prima para un sello de buen calibre, de unos hermanos pubertos que apenas alcanzaban la mayoría de edad, fue sorprendentemente pegadiza y agradable. Esto se debió sin duda a la inestimable ayuda de Jonathan Rado (medio Foxygen), que produjo todo el LP e invitó a su compañero Sam France, más padre ausente que maestro, a aparecer en un par de cortes. Se hace difícil comprender la historia de The Lemon Twigs sin tener en cuenta la de Foxygen, pues ambos son un dúo bastante descocado, que saltó a una relativa fama rápidamente gracias a sus discos de revival psicodélico con tintes de blues sesentero. Una vez superado aquel desconcierto (que para Rado y France supuso dos discos en apenas cinco meses), ambos han terminado lanzando dos proyectos desmesuradamente largos y a primera vista inabordables.

A pesar de ello las diferencias entre “Go To School” y “… And Star Power” son notorias. Mientras que el primero tiene una estructura narrativa bien hilada y denuncia de forma clara la vida contemporánea, el segundo era más bien un despiporre delirante con momentos de gran lucidez y otros de un agotamiento que, evidentemente, genera hacer un trabajo de 24 canciones. El segundo disco de The Lemon Twigs, narra la vida, peripecias, e idas y venidas de un mono que vive en una sociedad humana, y cuyo progenitor no es otro que Todd Rundgen. Sí, has oído bien; y sí, no es tan delirante como el trabajo de sus colegas musicales. A lo largo de 16 canciones claramente influenciadas por el blues rock de los sesenta y una fuerte entrada del glam rock, nos enteramos de cómo Shane, el chimpancé, pierde la virginidad, va a la escuela, comienza a trabajar… El resultado de una propuesta conceptual tan compleja es el esperado: una obra irregular que por momentos resulta grandilocuente, emocionante, divertida o cargante. Como la vida misma, vamos; pero la de un mono.

A lo largo de todo el LP se suceden unos arreglos finísimos, claramente traídos del pop de cámara de algunos ídolos de los D’Addario y del propio Rado. Aunque en ocasiones este ambiente tan barroco puede recordar a un audiolibro infantil, en otras, guía las fases evolutivas de ciertos cortes con gran acierto. Entre ellos quedan el single ‘Small Victories’ o la bossanova ‘The Bully’, que sin embargo vira varias veces rítmicamente hacia una marcha militar entre otros estilos.

Este es el otro problema de “Go To School”: a pesar de durar una hora y tener 16 canciones, parece que ninguna puede sostener las -constantemente positivas- señas que la identifican, revolviéndose ya sea mediante el ritmo, excesos corales, cambios de melodía, tono… Aunque esto no termina de resultar un batiburrillo y las escuchas terminan añadiéndole sentido a cada uno de los cortes (más teniendo en cuenta el momento vital del simio), la desorientación es real durante gran parte del largo.

Según se va atendiendo a las desventuras de Shane, resulta ciertamente complicado no alcanzar cierta estima, ya sea por lo que el personaje simboliza de uno mismo, o por la comprensión de estos problemas que tienen este par de -a duras penas- veinteañeros. Además “Go To School” es un disco cargado, pero de ningún modo posee canciones especialmente pesadas, pues está compuesto con mucha fineza y todos los elementos utilizados son bastante asequibles al oído. Sin duda la pretensión de los D’Addario sólo es superada por su excentricidad y su juventud, que tal vez les juegan una mala pasada de cara a crear un producto lo suficientemente compacto y verosímil. Aun así, no hay duda de que cabe esperar música de lo más interesante de los Lemon Twigs en un futuro próximo (en este disco hay varias píldoras).

Resumen de la crítica:

Nota6.5

Pros

  • Las canciones más largas
  • La más que posible hilaridad producida por muchos de los temas

Contras

  • El jaleo general del disco
  • Le falta realismo a la hora de poner límites a un proyecto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.