Críticas

[Crítica] Thom Yorke – Suspiria

critica banda sonora suspiria

Hoy llega a nuestros oídos “Suspiria”, la banda sonora que Thom Yorke ha compuesto para el remake que Luca Guadagnino ha realizado de la película de 1977 con el mismo nombre (dirigida por Dario Argento). Aunque las comparaciones son odiosas, en esta reseña se hace difícil no hablar de los rasgos que caracterizan el trabajo llevado a cabo por el vocalista de Radiohead desde sus anteriores trabajos en solitario y la banda sonora original, compuesta por el grupo de rock progresivo Goblin.

Primero de todo, es agradable ver a Yorke inmerso en un trabajo que no implique mantener el insostenible nivel que cabe esperar de Radiohead o dilucidar qué hacer cuando no debe esforzarse en ello (Atoms For Peace, sus dudosos álbumes en solitario). Él mismo confesaba que ha resultado un lujo trabajar por encargo, ya que le ha permitido acercarse a sonidos e ideas que de otra forma no hubiera tocado. Pero la verdad por delante; en la banda sonora de “Suspiria” casi todos los momentos más memorables son los que de algún modo recuerdan a lo que ya nos tiene habituados. Si en la original BSO de Goblin los arreglos y en general las pistas resultaban muy orgánicas e intensas, en la versión de Yorke se lleva a cabo una violenta dilatación a través del drone y las pistas corales. Igual que la película dirigida por Guadagnino, Yorke procura apropiarse de la pieza, no negando la versión pasada, pero cosmetizándola con unas formas mucho más contemporáneas y epatantes.

critica thom yorke suspiria

Por medio de entrevistas nos llegaban algunos nombres; desde la inspiración sónica de “Blade Runner” a las bandas sonoras de Ennio Morricone (se pone muy Alex Turner la cosa), pasando por James Holden (¿dónde?) o Can. Pero lo cierto es que la idea de reiteración que determina algunas de las obras maestras de Morricone aquí no toma tal nivel. Thom Yorke logra a ratos una sensación angustiosa de leitmotiv que por insistencia termina incidiendo en el estado emocional, pero no resulta tan apabullante como la versión original, ni como el espejo en el que procura mirarse. Los momentos de “Suspiria” en los que la música sí parece elevarse y dibujar imágenes más intensas son “Sabbath Incarnation”, “The Hooks”, o algunos de los cortes en los que se repite el motivo melódico de “Volk”.

Añadidas a estas canciones quedan los ya conocidos singles “Suspirium”, “Has Ended” o “Open Again”. A ellos se suman la hermosa balada “Unmade” y la exótica “The World Is Indifferent”, que recuerda a los pinitos orientales que Greenwod hizo en “Junun”. Aunque la banda sonora escuchada al completo de forma independiente puede resultar cargante, se encuentra repleta de momentos interesantes. Resulta además curioso contemplar, de manera casi zoológica, como Yorke trata de responder a la historia de Guadagnino, aportando una visión mucho menos fantasiosa y más sofocante que la de Goblin.

Que algunas de las ideas o motivos presentes en esta banda sonora aparezcan en el próximo trabajo de Radiohead o de su vocalista en solitario es una cuestión de tiempo. Mientras, cabe esperar que a alguien más se le pase por la cabeza y el bolsillo la idea de contratar a Thom Yorke para poner su particular forma de escuchar el mundo a su servicio; cosa que no nos sorprendería, puesto que “Suspiria” es un trabajo notable para un debutante en este ámbito.

Resumen de la crítica:

Nota:7.2

Pros

  • La reiteración de “Volk” y “Suspirium”
  • Los singles

Contras

  • No todo el material resulta convincente sin la cinta delante

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.