Críticas

[Crítica] Wavves + Cloud Nothings – No Life For Me

«Y a la tercera va la vencida«. Esa es la frase que podría definir a «No Life For Me«, el anunciado y esperado disco colaborativo que grabaron Nathan Williams y Dylan Baldi, líderes de Wavves y Cloud Nothings respectivamente. El disco era una promesa inacabada; grabado en marzo de 2014 en el hogar del hermano de Williams el LP fue publicado de forma inesperada el pasado mes de junio. Eso en digital ya que en formato físico saldrá a mediados de octubre, en CD y vinilo (hay una edición limitada de color rojo de 1.000 unidades, el resto será editado en negro). Los temas fueron compuestos integramente por el dúo, salvo ‘Such a Drag’. También en el disco hay colaboraciones como la de Roman Batmanglij de Vampire Weekend, quién colabora a la guitarra en ‘On Find’, aparta también de la aportación realizada por miembros de Wavves como Stephen Pope y Brian Hill.

Pero comencemos a desmenuzar el álbum. Siempre es difícil que cuajen estas alianzas de músicos reconocidos, ya que la prensa le ponen el mote de «supergrupo» rápidamente y si las expectativas no son las esperadas, se ls atiza más que a Messi en la selección argentina. ‘Untitled I‘ es el tema instrumental de apertura, caracterizado por una guitarra sinuosa que sirve de interrogante para tratar de entender de qué va el disco. A partir de ello se cede el testigo a la rabiosa ‘How It’s Gonna Go‘, raspada pieza que conjuga distorsiones y una lírica excepcional. ‘I’m such a fucking mess, don’t know at all / How it’s gonna go. I feel it open / I feel it open up around me‘, el subidón está garantizado. Poco después descubrimos el hitazo popero a cargo de ‘Come Down‘ que combina un coro suave con un sube y baja de power pop, que la hace una de las mejores canciones del disco con influencia de unos Minutemen. Un riff en piloto automático y repetitivo con un coro surfero californiano.

Hard to Find‘ es más punkarra y marcada a fuego por el sello Cloud Nothings, inspirados por la escena californiana de Black Flag pero más domesticados en su columna vertebral. Calibre pesado para continuar el disco. ‘Untitled II‘ es otro intermedio como el primero, pero este cambia las guitarras por sintetizadores y una atmósfera más tranquila y masajeante. ‘Nervous‘ entona la melancolía de Baldi a la máxima expresión en donde el sintetizador y el bajo son los protagonistas del mismo mientras el coro al ritmo de las dos voces nos recuerdan a temas adolescentes de Wavves. Crema

No Life For Me‘, que da el nombre al disco es una canción también con mucho surf, bastante melódica con una base bastante pesada de guitarra y el pop punk de los dos, recuerda a unos Sonic Youth menos experimentales pero que forjan su sonido a base de Fenders, otro de los puntos altos del disco. Las dos últimas canciones ‘Such a Drag‘ y ‘Nothing Hurts‘ son quizás el punto débil del disco. La primera carece de un gancho en el coro o de algún movimiento diferente como otros temas del álbum, mientras que la última es la canción más dulce y popera del mismo. El coro es mejor que la anterior pero se queda sin gas. En conclusión, el disco es un excelente acercamiento a lo que hacen ambos en sus dos grupos, ningún sonido prevalece sobre el otro, y eso es lo destacable de «No Life For Me«. Wavves suenan más duros y coherentes, mientras que Cloud Nothings de forma más suavizada y con menos rabia. El disco no es una obra maestra ni os va a descubrir nada nuevo pero sí una colección de hits adecuadísimos para el verano.

Sebas Rosas
el autorSebas Rosas
BELIEVE IN THE ANTI † † † Twitter: @sebastopol17

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.