CríticasCrónica

[Crónica] The Drums en Barcelona (septiembre de 2017)

The Drums barcelona

Es probable que el concierto de The Drums del viernes pasado ya lo hubiésemos vivido. El recuerdo de una Razz 2 a medio llenar, con Johnny Pierce ejerciendo de frontman total, con un público que se sabía casi todas las canciones, porque le encantan los temas de The Drums. A ratos tuve déjà vús, como si ese concierto ya hubiese acontecido años atrás cuando presentaban «Encyclopedia». Y a decir verdad, la historia fue parecida, aunque obviamente esta vez el hilo conductor era otro: su cuarto álbum, «Abysmal Thoughts».

Tan solo unos días antes del concierto supimos que Fuckaine iban a acompañarles como teloneros en su gira española. Fue una razón más para ir. El cuarteto madrileño complementó perfectamente la actuación, en este caso gracias a su pop sintético y estrambótico con el que barbecharon el terreno de la sala industrial. Los casi 40 minutos de concierto nos dejaron con un setlist que aglutinó varios temas de su reciente «Pizza Valentine» y donde ‘Ode to Repetition’ y ‘Whistle’ se erigieron como ingredientes imprescindibles también en directo. Han tardado en traerlos a Barcelona, pero por fin lo han hecho.


Cuando llegó la hora de The Drums, la sala no estaba mucho más llena, pero se notó una primera ovación cuando Pierce salió haciendo poses. Lo hizo junto a su banda de gira, tres caras nuevas (guitarrista, bajista y batería), para en seguida asumir el papel de líder. Él es The Drums y sobre el escenario también queda claro. Así que fue salir e ir directo al tema, en este caso el de rigor, ‘I’ll Fight For Your Life‘ o la segunda pista que abre el nuevo disco. De ahí hasta el séptimo tema enfilaron muy alto: cayeron hits como ‘Best Friend‘ o ‘Book of Stories‘ en los que Pierce dejaba que el público completara los estribillos. Solo le faltó tirarnos el micro. Luego, ‘Days‘ y ‘Money‘ agitaron hasta la fila de atrás. Y por lo visto, ‘Let’s Go Surfing‘ ha dejado de estar en la lista negra de sus directos. Aluvión de móviles grabando más que de bailes. El primer pequeño bajón llegó con la descafeinada ‘I Need A Doctor‘, ese tema que tocan hasta debajo del agua. Pero apenas afectó al ritmo. ‘How It Ended‘ y ‘Book of Revelation‘ del notable Portamento resucitaron al paciente, aunque la verdadera cura todavía no se había hecho notar. Hasta entonces, de «Abysmal Thoughts», ese álbum suyo y solo suyo, supimos más bien poco.

«Cuando publiqué mi primer álbum, Portamento, Encyclopedia, estaba deprimido, me sentía solo y triste cada día que me miraba al espejo«. A mitad de actuación Jonathan se abrió y aparcó su timidez para decirnos que «los fans y el público le habían ayudado a superar esa tristeza«. Sus palabras fueron aplaudidas, porque se abrió y nos hizo notar que lo había pasado mal. Entonces, ahí até cabos. Desde el principio vi a un Pierce menos abstraído, introspectivo y anclado a sus manierismos típicos (aquellos que parecían tener un sexto sentido con Ian Curtis). Se le vio suelto, distinto. Con su lógica, también empezaron a llegar los temas del cuarto álbum. Primero fue el caramelo pop de ‘Blood Under My Belt’, que ya marcaría el BIS. Y luego, con Pierce luciendo nuevo outfit, llegó el turno de ‘Rich Kids‘, ‘Head of the Horse’ y ‘Mirror‘, tres temas que, sinceramente, tampoco me dijeron mucho en directo. Por suerte, y para redondear la noche, sacaron ese as guardado en la manga llamado ‘Down By The Water‘, una debilidad para todos los fans de The Drums. LA BALADA.


Objetivamente, pocas cosas puedo tachar de su actuación. Aunque no lo parezca, The Drums ha evolucionado su sonido y en directo lo traen con nota, prescindiendo de reverb y de la ejecución directa del teclado y según qué bajos. Jonathan Pierce canta mucho mejor de lo que recordaba, pero es probable que la próxima vez que lo vea, vuelva a sentirlo igual de presente. El tiempo pasa, pero el pop se queda.

Texto: Màrius Riba
Fotos: Стасик Хороший

Màrius Riba
el autorMàrius Riba
No necesito que me busques trabajo. Estoy bien así. Soy poeta | Twitter: @MariusRiba

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.