Críticas

Dave – We’re All Alone In This Together | Crítica

dave were all alone in this together

La sombra de la auto-superación tras un debut galardonado en los Mercury Prize y la afanosa mirada de un público ávido por deleitarse de su sucesiva continuación han marcado los compases técnicos y personales de David Orobosa Omoregi, quien dos años atrás conquistaba con méritos intachables la escena rap de Reino Unido con “PSYCHODRAMA” (Dave/Neighbourhood Recordings, 2019).

Sorprendentemente, la presión que recae sobre sus hombros no es percibida a los ojos del seguidor, pues pese a que muchas cosas han cambiado durante este tiempo para el artista británico de ascendencia nigeriana, Dave ha conseguido mantener el tono y la forma en esta segunda prueba de fuego. Como ya hiciera en su anterior trabajo, de nuevo invierte en una jugosa y exorbitante lista de créditos que respaldan su persona y que garantizan por adelantado un atractivo a ojos de cualquiera que se asome a sus pistas. Sin embargo, merece ser mencionado que la valía de esta secuela va más allá de esa baza llamativa y sugerente que son sus invitados, pues las capas que esconde “We’re All Alone In This Together” (Dave/Neighbourhood Recordings, 2021) continúan la estela significativa, cruda y concienciada que Omoregi ya marcó en su momento. La vehemencia con la que Dave deja que su corazón de 23 años impregne de emoción y rabia sus mensajes sigue siendo el distintivo personal que nos recuerda la amarga realidad del lugar del que procede. En esta ocasión, el rapero natural de Brixton ha optado por teñir con una profunda introspección su catálogo personal de letras, mostrando una cara más íntima y autobiográfica, buscando conectar con una generación con la que no solo comparte edad, sino raíz. Es por ello que entre las pistas de este “We’re All Alone In This Together” transitan estrofas como “imagine a place wherе you raise your kids / the only place you livе says you ain’t a brit” o “man are talkin’ war, don’t know ‘bout war ‘til you end in one”, dejando poco o ningún lugar a las dudas o a las dobles lecturas. Dave lanza subversivas consignas envenenadas de crítica que tratan de encender el espíritu de aquellos que no necesitan metáforas para vincular sus voces con el discurso del rapero. El escándalo de Windrush, la crisis migratoria, la población refugiada o el racismo más crudo que se ha intensificado en los últimos años en Reino Unido son algunas de las referencias más directas que hallamos en su oratoria, la cual es expresada sin cortapisas ni arreglos vocales que distorsionen su palabra.

A su vez, el plano transgresor, político y social de Dave cohabita en este segundo álbum con un excepcional cartel asociado que ha querido sumarse a la propuesta del rapero. Por consiguiente, atestiguamos un vistazo drill a los derroches y excesos de una vida hedonista de la mano de Stormzy en ‘Clash’, un sincopado y sensual paseo junto a Snoh Aalegra en ‘Law Of Attraction’ o uno de los platos fuertes del álbum con el tándem melódico a pachas con James Blake para ‘Both Sides Of A Smile’. Si bien comprobamos también que el artista continúa siendo capaz de regalarnos pistas individuales que son una auténtica delicia, como ese ‘In The Fire’ donde entre coros sampleados y un góspel inicial nos traslada a un Kanye de última época con tintes noventeros. 

Pese a que los hits bailables hayan pasado a un segundo plano en esta ocasión, el derroche técnico que contemplamos no es para menos digno de alusión. Juegos de teclas románticas y tensas que nos recuerdan al mejor de los ‘Black’, pistas con duraciones fuera de lo común, o una exhibición de géneros que oscila entre el grime, el dancehall, el góspel o el soul son solo algunas de las pruebas fehacientes por las que es indiscutible mencionar que este álbum logra recoger las múltiples dimensiones que Dave puede ofrecer. Sirva “We’re All Alone In This Together” para renovar sus votos y mostrarnos como su devastadora y emotiva lírica nos recuerda por qué es actualmente uno de los artistas urbanos más codiciados de Gran Bretaña.

Resumen de la crítica:

Nota:7.5

Pros

  • El discurso de Dave ha madurado, y derrocha más carga crítica y conciencia social que nunca, buscando conectar así con una generación ávida de representación
  • El artista se siente libre de introducir una elocuente variedad de géneros en su técnica, demostrando también con ello una versatilidad hasta ahora inédita
  • Unas voces invitadas de auténtico lujo firman las piezas más relevantes del álbum

Contras

  • Algunas de sus pistas huyen de un metraje convencional y regular y a priori pueden generar rechazo en la primera escucha

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.