Críticas

[Crítica] Dropkick Murphys – Going Out In Style (2011)

Para dejar claro por dónde va a ir esta crítica empezaré gritando a los cuatro vientos ¡Pero qué grandes son estos Dropkick Murphys! ¡Y que viva San Patrick!

Pues bien, los de Massachussets se han sacado de la funda de la gaita un disco memorable. Con la excusa de contarnos la vida del ficticio Cornelius Larkin –un americano-irlandés de los de toda la vida-, la formación de punk celta ha empaquetado en un solo CD trece trallazos marca de la casa. Guitarras eléctricas y instrumentos tradicionales celtas a todo tren. Esto es Going Out In Style.

Si bien es cierto que la música de los de Boston tienen las limitaciones que le son propias al estilo, los gamberros no dan tregua en todo el elepé, que tiene tantos clímax como pistas. Así que no hay tiempo para aburrirse. Mientras nos desgranan la vida –ya finiquitada- de Larkin –Guerra de Korea incluída-, los Dropkick nos enseñan que saben jugar con las voces y que su sonido sigue siendo el de una banda de bar empapada en sudor y whisky –Jameson, por supuesto-.

Temas como “The Hardest Mile” o “Memorial Day” se llevan la palma y, por otra parte, nos hacen preguntarnos por qué motivo el álbum no suena tan contundente como anteriores trabajos de la banda. Personalmente, opino que hay que achacarlo a cierta timidez en la producción y, quizá, a que se ha querido dar algo más de importancia a los instrumentos acústicos para que todo suene más a campiña y acantilados que a asfalto y autopista.

Como colofón a este magnífico trabajo, un tal Bruce Springsteen se une a los Dropkick para bordar una trepidante versión de la tradicional “Peg O’My Heart”. Habrá que estar atentos a la progresión de este chavalín de Nueva Jersey, porque no lo hace nada mal.

Puntuación [75/100]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.