[Crítica] Eels – Tomorrow Morning (2010)

tomorrow-morningCon Tomorrow Morning, noveno disco de Eels que se publica el 24 de agosto, se cierra la trilogía que Mark Oliver Everett empezó a mediados de 2009 con Hombre Lobo y que continuó el pasado enero con End Times. Cada uno de los tres discos guarda una estética y una temática distinta: En Hombre Lobo las canciones suenan desenfadadas, rockeras y que, según el propio E, hablan sobre el deseo (de hecho, el subtitulo del álbum es “12 Songs of Desire“); En End Times, en cambio, la melancolía y tristeza de E tras divorciarse está patente en todos y cada uno de sus catorce cortes. El tema central del álbum es, pues, la pérdida.

Tomorrow Morning tiene una temática lógica: la redención, la superación y el optimismo. En las catorce canciones del álbum, algunas de las cuales son meros cortes instrumentales, encontramos múltiples referencias a discos anteriores de Eels. Así, por ejemplo, “Spectacular Girl“, uno de los temas centrales, recuerda a “Beautiful Freak” (Beautiful Freak, 1996). Un eslogan apropiado para Tomorrow Morning podría ser “Tras la mala noche de ayer”. De este modo, entenderíamos que “Baby Loves Me” no haría más que anunciar a gritos el por qué de este cambio y “Oh So Lovely” no dejaría de secundarlo. Sirva como paradigma claro este verso de “Looking Up“: “now I’m feeling sweet, back on my feet“. Otra referencia clara al estado de ánimo de E, la canción “I Like The Way This Is Going”.

Aunque la tónica general es de un disco más experimental que sus dos predecesores, en el que abunda el uso de sintetizadores y muy diversos efectos de percusión, lo cierto es que debemos afirmar que en este sentido Tomorrow Morning se encuentra a medio camino entre Daisies of the Galaxy (2000) y Blinking Lights and Other Revelations (2005) en cuanto a estilo, no así en cuanto a calidad. Si bien no es un mal disco, personalmente me parece el más flojo de la trilogía conceptual, tanto lírica (donde se ve superado con creces por End Times) como musicalmente (donde Hombre Lobo no tiene rival). No podemos decir que nos sintamos decepcionados por Tomorrow Morning (también hay que decir que el listón estaba alto), ya que simplemente debemos entenderlo como una parte necesaria e inseparable de la trilogía, y como tal deberían valorarse los tres discos en su conjunto, siendo el resultado final de lo más satisfactorio.

[Puntuación 6,5/10]

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te podría interesar