[Crítica] Engineers – Three Fact Fader (2009)

En los últimos tiempos se ha puesto muy de moda (a lo mejor demasiado) aquella unión formada entre el shoegaze y el dream pop y es por ello que discos como este de Engineers eran tremendamente necesarios para la prevalencia y no-extinción de este interesante hibrido de estilos.

Puede que Three Fact Fader, que es como se llama el trabajo, tardase cuatro años en aparecer pero aún y así ha valido la pena; el disco es todo un caliente cocktail conformado por extractos de diferentes esencias atmosféricas tales como Air o Elbow. Este álbum es un trabajo que posiblemente establezca un nuevo tope dentro de esta variante musical en lo que a sensualidad se refiere; su carácter, su sinuosidad y su cercanía consiguen crear un producto capaz de unir positivamente dos conceptos tan aparentemente antónimos como lo sedante y lo carnal. Desde ‘Clean Coloured Wire’ (el single más impactante del tracklist) hasta piezas como ‘Be What You Are’ o ‘Crawl From The Footage’ Engineers juegan y coquetean con una gracia inusual conformada por el talento de los chicos de Londres y la imponente mano de Ken Thomas, antiguo productor de Sigur Ros.

Evidentemente que el disco también contiene temas situados algo debajo del nivel general que lo compone (sin más cabe decir que existe demasiada reiteración “Coldplay” en ‘Emergency Room’ o ‘What Pushed Us Together’) pero Three Fact Fader es aún más de lo que nos esperábamos de Engineers. Esperemos que ellos jamás nos despierten de este dulce estado de sueño.

Puntuación: [78 de 100]

Fuente | Rockzone

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te podría interesar