Críticas

[Crítica] Hannah Cohen – Child Bride (2012)

De Vogue a Spinner. De la más pura imagen al más sinuoso de los sonidos. Este es el cambio que ha vivido en los últimos años la fotógrafa y modelo Hannah Cohen, quién, influenciada por el entorno del Village Vanguard neoyorkino, decidió dejar las revistas de tendencias para centrarse en una nueva faceta como cantante. Esa transformación, motivada en gran parte por Thomas Bartlett (Antony & The Johnsons, The National), promovió la creación de un álbum debut de corte folk que contiene un finísimo aroma jazz.

“Child Bride” es el nombre de este LP de diez temas de duración en el que descubrimos los pros y los contras de la propuesta musical de esta bella solista. Es innegable remarcar que la protegida de Doveman posee una gran voz capaz de modularse agradablemente en piezas como ‘Don’t Say’ o ‘Carry You Under’, sin duda lo mejor del compacto. A pesar de ello, “Child Bride” peca de ser un disco demasiado poco ambicioso, con una propuesta tan ensimismada en no querer complicar su producción que al final al oyente le queda la sensación de quedarse a medias con su escucha. El trasfondo de los cortes resulta interesante. Y la capacidad vocal de la artista es enamoradiza. Pero queremos más, necesitamos más. Dánoslo para la próxima, Hannah.

Puntuación | 68 de 100

Fuente | Rockzone

Pablo Porcar
el autorPablo Porcar
Fundador y editor de Binaural.es. En busca constante de aquel "clic" que te haga engancharte a un artista o grupo nuevo durante semanas y semanas. Mi Twitter personal: @pabloporcar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.