Críticas

Holly Herndon – PROTO | Crítica

holly herndon proto

El pasado viernes 10 de mayo la norteamericana Holly Herndon lanzaba su cuarto álbum de estudio (tercero en un sello importante, 4AD). Con su vida desplazada entre Estados Unidos y Berlín, Herndon ha logrado transmitir con inusual acierto el frenesí y la ansiedad de la vida digital contemporánea a través de su música, sin renunciar a unas producciones de enorme clase y sonidos en ocasiones accesibles. “Platform”, lanzado en 2015, fue la mejor muestra de ello, y una vez revisado en profundidad este “PROTO”, el anterior sigue apareciendo como el LP más redondo de su carrera.

Pero no nos alarmemos: lo que pierde de accesibilidad con su amasijo coral, artificial y esquizoide lo gana a nivel narrativo y conceptual. Como la autora (y ahora doctora) cuenta en la fantástica entrevista que le ha hecho The Fader, ella y su pareja llevan dos años criando a “bebé” Inteligencia Artificial junto con otra persona. Aunque una IA no pueda ser considerada como una criatura que se encuentra en un estado específico de desarrollo, Herndon subraya que la idea es precisamente tratarla como si lo fuera, para ver de qué es capaz aprendiendo miméticamente de ellos. Sprawn, como se llama esta cosa a la que están educando, aparece en el penúltimo corte del disco, y funciona como muestra del verdadero proyecto de la norteamericana. Este no es otro que denotar como este tipo de sistemas pueden facilitar, colaborar y proyectar las tareas de producción, haciendo que la música mire hacia adelante y deje de tener un carácter tan necrófilo y retrospectivo. De este modo además se lograría aliviar la tensión que produce pensar en la IA, vista con recelo por todos los distopistas o moralistas de la digitalización y la automatización de ciertos procesos de la cultura humana.

Por tanto, el debate que comenta este “PROTO” es extremadamente peculiar en la música popular, y más aún en 4AD. Holly Herndon nos propone mirar al transhumanismo por ejemplo, pero no con una predisposición ciega, sino con una perspectiva abierta. En un mundo en el que los paradigmas cambian a la velocidad de la luz, no pueden utilizarse los recursos sólo en un sentido nostálgico (como los conciertos de hologramas), sino que se ha de mirar hacia adelante. Y en eso Herndon es de las mejores artistas de la actualidad.

“PROTO” es un trabajo único en su especie. En él la mezcla de los sonidos en directo con otros enormemente editados y artificiosos es especialmente orgánica, sobre todo en la abrumadora sección coral. Se trata de un disco con un tono más irritante o caótico; pero esta disonancia parece intencionada, pues Herndon procura constantemente mostrar el “escándalo” de su propuesta, lo avanzada o alejada que queda de las concepciones actuales. Y es que el álbum utiliza la IA como un personaje performativo, en vez de (como generalmente se hace) como compositor. Así el resultado es desde el principio bien distinto; ya en la aturdidora ‘Alienation’ queda patente esta mezcla tan bien lograda, la asociación rechinante y sobrecogedora de tantos elementos, que parece hablarnos desde una época aún por llegar. Pero en seguida se muestra el desolador uso de las voces que Herndon hace; estas fueron grabadas por ella y su equipo en una iglesia, y aportan un aire vívido, directo y arcaico al conjunto.

Las canciones más destacables del disco no dejan de ser las que tienen más madera de “hit” (si es que hay alguna que la pueda tener). Estas son los adelantos ‘Eternal’, ‘Frontier’ (mi favorita) y cerca del cierre ‘SWIM’. En ellas aparece esa mezcla tan satisfactoria entre percusiones casi tribales y frenéticas y coros ancestrales que no dejan de transfigurarse en voces completamente inhumanas. Y es que “PROTO” es un disco de transfiguración y de sintetizado; en él la identidad en el sentido personal, la autoría, se disuelven a través de los múltiples colaboradores, las voces robóticas, los featurings… ‘Extreme Love’ es la muestra en spoken-word de ello, una sinuosa pieza que habla de la sublimación de las categorías individuales, poniéndolas en tela de juicio, el resultado es -una vez más- atemorizador.

También “PROTO” es en algún sentido un disco de carácter panfletero; hay una propuesta (o ideología), que se quiere hacer llegar a los oyentes, y ¿quiénes tratan de convencernos? Los misioneros. De ahí que tenga esa carga casi religiosa en la región vocal, que estudia -en varias ocasiones- los cánticos que pueden oírse aún a día de hoy en las iglesias cristianas.  “PROTO”, que significa “original” o “primitivo”, apunta al estado inicial en el que se encuentra esta idea, que sin embargo tiene todas las papeletas para transmitirse con fervor en la actualidad (para quienes se atrevan a mirar hacia adelante, como el sobre hombre).

Pero no es oro todo lo que brilla, y donde Holly Herndon (y todo su equipo) consiguen aunar todos los elementos comentados en el texto, pierden un punto de cercanía, cosa que a la artista siempre le ha parecido esencial. Puede que “PROTO” mire con tanta fuerza al futuro o a la idea que quiere exponer que en ocasiones se olvide del oyente, lo que genera instantes de desorientación poco estimulantes. Esto sin embargo no empaña el resultado final, que es extremadamente convincente y sorpresivo; al igual que la propuesta conceptual. Herndon tiene muchas opciones de convertir su música en un vector en torno al cual giren pronto muchas líneas estilísticas, veremos si es eso posible.

Escucha “PROTO” de Holly Herndon en streaming. Holly estará este verano en el Sónar Festival 2019 de Barcelona.

Resumen de la crítica:

Nota:7.8

Pros

  • La extraordinaria producción
  • La aún más extraordinaria idea detrás

Contras

  • El resultado sonoro es más refutable que en su predecesor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.