Críticas

Kiwi Jr. – Cooler Returns | Crítica

Kiwi-Jr-Cooler-Returns

Si Kiwi Jr. hubiera surgido en 2010, otro gallo cantaría. Una escucha de «Football Money» (2020), primer disco de los canadienses, te convence rápido de estar ante un álbum de época, que no es esta. No es un problema para ellos, ni para el segundo álbum que ahora entregan, «Cooler Returns» (Sub Pop, 2021) que reviste y empodera su propuesta sin que eso suponga sonar más potentes. En todo caso, suenan más completos. Como unos Rolling Blackouts C.F., con un discurso que va de bonificacio, pero te la cuela. El efecto es algo así como ese grupo que aparenta junior, pero te saca diez tacos. «Cooler Returns» es color, inmediatez, indie que escuchas sin apenas masticar. Fast music, pero de qualité.

Los 13 cortes no superan los 40 minutos. Como decía, es un trabajo que se digiere rápido, por ritmos, por ganchos, por un mood que se puede adaptar al momento. Lo cortas y sangra rosa, eso es cierto, pero Kiwi Jr. tienen una forma interesante de entender el pop. Existe un punto estrambótico a la hora de vertebrar esas pildorillas, sobre todo a nivel melódico. De ahí que surjan conexiones tan particulares como The Spinto Band (caído en el olvido, pero lo recordaréis por ‘Oh Mandy), en temas como ‘Domino‘; sobre todo, en los estribillos o los corales. O los They Might Be Giants de «Mink Car» (ese álbum donde colaron «Boss of Me» de Malcom in the Middle) en ‘Maid Marian’s Toast‘. Si antes los podía ver como los nuevos The Goon Sax de Toronto, ahora los veo más como un fruto independiente. Maduro.

Conceptualmente es un álbum en el que todos los temas aportan por igual, salvo los dos que lanzaron acertadamente como singles: la homónima y ‘Undecidad Voters‘. Por los tiempos que corren, este útlimo tema, donde el cuarteto carga contra el sistema democrático, a los votantes indecisos (a los que poéticamente tilda de lacra) y a todo el entramado de actores, es uno de ellos. Sin embargo, no desemercen ni mucho menos al resto de temas «del montón», que al final son los que construyen el discreto poderío de este disco: en ‘Omaha‘ cabría la versión de unos Tokyo Police Club happy y un pelín country. En ‘Guilty Party‘, a pesar de ser la tercera más corta, hay una estructura fantástica. Y podríamos decir más de lo mismo de ‘Norma Jean’s Jacket‘, que tiene un esqueleto de modelo anatómico.

Kiwi Jr. no galopan hacia ideas sesudas. Afianzan conceptos, los trabajan como mejor saben y encima, nos lanzan un discurso de una prominencia, en mi opinión, poco evidente. Porque «Cooler Returns» es una galopada indie con lanza, a lo Destino de Caballero. Una justa entretenida de la que te puedes saber ganador por los paisajes, pero perdedor por su storytelling. Ojalá éste no acabe siendo un álbum atemporal.

Streaming del disco de Kiwi Jr., aquí.

Resumen de la crítica:

Nota:7.3

Pros

  • Es un álbum ligero, pero muy compacto
  • No han inventado la rueda, y menos en 2021, pero gozan de un estilo propio interesante.

Contras

  • Complejidad de algunas letras. Se pueden intuir los mensajes, pero puedes perderte.
Màrius Riba
el autorMàrius Riba
No necesito que me busques trabajo. Estoy bien así. Soy poeta | Twitter: @MariusRiba

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.