CríticasLa Papelera

[La Papelera] U2 – Rattle and Hum (1988)

U2-Rattle_And_Hum-FrontalVaya por delante que soy un gran admirador del trabajo de los irlandeses U2. Ahora bien, en 1988 publicaron un álbum que debería como poco avergonzar a una banda de su calibre. Les hablo, por supuesto, de Rattle and Hum que, junto al reciente No Line On The Horizon (2009), es el único trabajo que podemos realmente calificar como malo. Malo con todas las letras. Sirva ello para inaugurar nuestra nueva sección, “La Papelera”, dónde encontraréis críticas a los peores álbumes de los mejores grupos.

Para empezar, Bono y los suyos se olvidaron de esa palabra clave a la hora de publicar un elepé: coherencia. Decidieron, en cambio, amontonar en un mismo álbum cortes en directo del Joshua Tree Tour con otros nuevos de estudio y, además, incluyeron algunas pistas grabadas por otros artistas. Terrible. Uno no sabe a qué criterio atenerse mientras escucha Rattle And Hum, ya que ni siquiera tuvieron la sutileza de agrupar por una parte los temas grabados en directo y por otra el nuevo material de estudio.

En segundo lugar, los temas grabados en directo suenan casi tan mal como lo hacen ahora. Muy lejos de la furia de Under a Blood Red Sky (1983) o Live From Slane Castle (2001) y llegan a rozar lo vomitivo con, por ejemplo, la versión góspel de “I Still Haven’t Found What I’m Looking For”. Sólo “Van Diemen’s Land” nos hace mantener ligeramente el interés, y no precisamente por ser una gran canción, sino simplemente por el hecho de ser una rareza compuesta e interpretada únicamente por The Edge.

El material nuevo es ya otro cantar. Se incluyen en el elepé verdaderos temazos como “Desire”, “Angel Of Harlem” o “All I Want Is You”, así como una colaboración con el mito B.B King en “When Love Comes To Town”. Hay, también, auténticos fracasos como “Hawkmoon 269” o la irritante “God Part II”, que pretendía ser la segunda parte de la famosa “God” de John Lennon. Así, si esos grandes temas se hubieran quedado en el cajón para completar futuros trabajos, habrían visto la luz dignamente y no dentro de esa abominación que es Rattle And Hum.

Desde luego, Bono y los suyos se resarcieron tres años después con la publicación de uno de los mejores trabajos de los 90: el increíble Achtung Baby.

2 comentarios

  • No Line on the Horizon tiene canciones como Moment of Surrender, Unknown Caller, Fez-Being Born o Magnificent, sin duda sobresalientes. Pero claro, ahora lo que mola es decir que U2 ya no chanan como antes. Y lo dice gente que defiende trabajos comparativamente menores como How to dismantle an atomic bomb o el Leave behind.

    Las canciones en estudio del Rattle son sobresalientes, sobre todo las grabadas en los Sun Studios. Cierto que el lp no tiene mucha coherencia, pero precisamente eso se buscaba, retratar un momento en el que la banda estaba en un punto al que nunca pensaron llegar, amantes de la música de raíz americana. Sólo estamos de acuerdo en que el Achtung Baby es un trabajo memorable en todos los aspectos. ¡Eso sí!

  • Yo no sé si mola o no mola decir que ya no chanan como antes, sobretodo teniendo en cuenta que cada vez venden más entradas para sus conciertos y que lo que estamos tratando aquí es un álbum de 1988.
    En mi opinión, No Line On The Horizon -si lo decías por éste álbum- tiene muy buenas canciones, desde luego, pero no está para nada a la altura de U2.
    No entiendo eso de comparativamente menores. A mi juicio, el All That You Can Leave Behind y el How To Dismantle An Atomic Bomb son auténticos discazos mucho mejores que el Rattle.
    Por otra parte, estamos de acuerdo en algo más que en la calidad de Achtung Baby, porque tanto Angel of Harlem como Desire o All I Want Is You -una de mis favoritas de la historia de la música- son, creo yo, temas absolutamente excelentes.

    Saludos Galko!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.