[Crítica] Manel – 10 Milles per veure una bona armadura (2011)

El grupo revelación del pop en catalán nos demuestran, por segunda vez, que la buena música no entiende de fronteras. 10 Milles per veure una bona armadura, el segundo disco de Manel, la banda explota la fórmula de Els millors profesors europeus (2008), introduciendo algunos pequeños cambios: añadiéndole más letra y orquestración a las canciones en detrimento del ukele que tanto juego daba en en su álbum debut.

Así, siguiendo con la linea de austeridad indie-folk, Manel regresan con más historias, en las que brilla la cotidaneidad, la nostalgia y, en general, la vida en sus múltiples etapas. Con la magistral apertura de “Benvolgut” (para quien escribe, la mejor canción del disco con diferencia), el solista Guillem Gisbert deja algunas frases e imágenes memorables a un ritmo vertiginoso “Te sigo viendo en los discos que al final no te llevaste. Algunos qué maravilla y otros que nunca tendrás lo suficientemente lejos“. Le sigue la bonita/triste historia de un soldadito malherido (“La cançó del soldadet”) y la trágica realización de que quizá no podrá cumplir sus sueños. Después, dos temas desenfadados como “El gran salt” y “Boomerang” justo antes de la primera balada, “La bola de cristall”.

“Aniversari”, el primer single del disco, con un trabajado videoclip recién estrenado, se presenta como una de las piezas más ambiciosas y atractivas. Un tema sobre el deseo y las expectativas. Con un perfil similar, “Flor Groga”, un bonito himno, antecede a los tres temas más flojos del álbum: la balada “Criticarem les noves modes de pentinats”, el guateque “El Miquel i l’Olga tornen” y el cierre coral “Deixa-la, Toni, deixa-la”.

En definitiva, un álbum continuista, con un inicio tremendo (insistimos, no podemos dejar de recomendar “Benvolgut“, pura mágia lírica) pero que pierde algo de fuelle al final. Buena música en cualquier caso, como ya dijimos, y la sensación de que lo suyo no es cosa de un disco afortunado. Manel ya son toda una realidad, y esto es sólo el principio.

[Puntuación: 8/10]

Manel – Aniversari from Miquel Francisco on Vimeo.

0 Shares:
5 comments
  1. Bastante de acuerdo, pero creo que las canciones del final del disco evolucionan y crecen con cada escucha. El Miquel i L’Olga… pronto ha superado a Benvolguts para mí.

    El gran salt no es tan desenfadada si te fijas en la letra.

    1. Llego tarde pero quería comentar justo lo mismo que ha dicho PezBailarín. Para mi las últimas canciones no son, ni mucho menos las más flojas (bueno, no encuentro ninguna floja, pero las prefiero a otras). Cierto es que Boomerang, Benvolgut y Aniversari son iindiscutiblemente las que te atrapan más.
      Saludos!

  2. Boomerang es mucho más profunda de lo que parece. el trauma de la infancia, que parece tan secilla desde la edad adulta, pero que plantea retos, y frustraciones que en esa edad pueden ser igual de duras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te podría interesar