[Crítica] Olimpic – Dirty Towels (2010)

Para hablar de Olimpic tenemos que remitirnos al 2005, año en el estos bilbaínos grabaron un primer EP que supuso el inicio de una aventura que les llevó a tocar en algunos de los festivales más reputados de nuestro país (FIB, Let’s Festival, B.A.M…). Tanta travesía por estos eventos debió ayudar a que se empasasen de una esencia post punk que, de forma totalmente natural, propició la realización del esperado disco titulado ‘Dirty Towels’ que os introducimos aquí.

Este trabajo, caracterizado por el uso de guitarras, sintetizadores y melodías de lo más bailables, nos recuerda a una versión mucho más actual de la propuesta que en su dia realizó con Bloc Party en su ‘Silent Alarm’. Esta relación puede parecer algo un tanto extraña concibiendo el momento en el que nos encontramos pero la realidad es que este disco utiliza los synths de forma totalmente justa situándose a medio camino entre el conjunto de Kele Okereke y los recientes Delphic. Buena culpa de todo este efectismo la tienen Xabier Eguía y Hector Cuentamain, un par de maestros en la dura labor la producción musical que han conseguido crear un dance rock de lo más dulce que responde con garantías a las severas exigencias que deben haber encontrado los vascos en la confección de este álbum debut (cabe recordar que han pasado 5 años desde la realización de ese EP que empezó a promover el nombre de Olimpic. Que no os extrañe que temas como ‘Goodbye It’s Not The Way’, ‘Danke’ o ‘Universal’ empiecen a sonar con fuerza en los garitos indies españoles ya que Olimpic ha sudado merecidamente sangre, sudor y tinta para alcanzar este dulce estado de gracia.

Puntuación: [76 de 100]

olimpic dirty towels
olimpic dirty towels
0 Shares:
2 comments
  1. Ikaragarriak!!!
    Azkenik euskadik izango du lehen mailako talde musikal bat XXI mendean,konposaketa dizdiratxuak, musikari trebeak, ba zan garaia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te podría interesar