Mejores Discos

Jay Som – Anak Ko | Crítica

Jay Som Anak Ko

Casi llegado el final del verano tenemos con nosotros el tercer trabajo de Melina Mae Duterte. “Anak Ko” que significa “mi niña” en Tagalog, un dialecto de los nativos de Filipinas, es un disco que trata de localizar el equilibrio y la prudencia tras la ingente adquisición de fama de Jay Som. En su segundo trabajo “Everybody Works”, Duterte se desmarcaba del bedroom pop que caracterizaba su debut, logrando hits bastante contagiosos y perfectamente articulados, además de un sonido más etéreo y estimulante que nada de lo que hubiera hecho anteriormente. Para este LP el crecimiento y la armonización de sus cualidades alcanzan su máximo exponente hasta el momento, con momentos y cortes memorables que la equiparan formalmente con algunos de sus referentes (Vagabon, Cocteau Twins…).

En “Anak Ko” encontramos una especial atención a las líneas de bajo, lo que le aporta un toque de mayor groove al álbum. Esto mismo le da un aire -si cabe- más relajado al sonido de Jay Som, que por momentos es contenedor de un dream pop etéreo y fino, que no deja de estar cargado de la pesadez veraniega e hipnótica que debe tener un disco para salir por estas fechas. El primer gran tema es ‘Superbike’, en el que es imposible no acordarse de los Cocteau Twins gracias a esos pedales tan reverberados, las guitarras subiéndose unas encima de las otras, o el tono celestial de Duterte en el estribillo; una ácida y saturada fusión que marca el tono de casi todo el largo, salvo excepciones de ese casi folk rock, que estaba más presente en sus antecesores.

El siguiente momento de gran ternura y composición es ‘Devotion’; un corte cercano a un dub-pop, que se transfigura a mitad del recorrido. La canción, repleta de matices y referencias dispares (interludios con teclados casi de jazz, coros envueltos en un eco vaporoso, juguetonas guitarras de jungle…)  es el otro gran corolario de las referencias ochenteras que Jay Som trata de aunar.

Uno de los adelantos fue la divertida y suave ‘Tenderness’. Con su bajo extremadamente funky y a la voz de Duterte haciendo unas progresiones especialmente estandarizados en el preludio, se convierte rápidamente en una de las canciones más comercializables de su repertorio.

Aunque en el conjunto del disco no resulta la más destacable, bien nos puede parecer una buena forma de introducir a la compositora. Con todo, el otro gran referente es la homónima ‘Anak Ko’, con un bajo cercano al post punk, de una gravitación irresistible e hipnótica, que va construyendo el clímax con un sosiego atenazador. Y ese sosiego, esa quietud (sensual en el caso de esta última canción) tan veraniega que en ocasiones se transforma en espesor, son las que guían este trabajo con tanto acierto y tanta calidez. Ahí queda la portada, con esos tonos anaranjados y saturados, hasta cierto punto kitsch (hacer dream pop en 2019 es algo bastante trillado) y sin embargo esas líneas tan bien trazadas que subdividen todo el encuadre con precisión.

“Anak Ko” cierra con ‘Get Well’, un corte hermoso y melancólico de aire folk. Un final bonito que de algún modo mira al pasado de Duterte con júbilo y agradecimiento. Jay Som siguen creciendo con un sonido bastante corriente dentro de la escena del indie rock, y sin embargo con unos rasgos personales bastante marcados. Aunque este no es aún el disco que vaya a coronar a su autora, demuestra esa dinámica ascendente y experimentadora que le caracteriza; sin grandes ostentaciones, sin hacer demasiado ruido. Un disco que se pasa como un suspiro pero que está repleto de detalles de enorme belleza, dejándonos cada vez más atentos a cuál será el próximo movimiento de Jay Som.

Escucha «Anak Ko» de Jay Som en streaming.

Resumen de la crítica:

Nota:7.8

Pros

  • Las canciones destacadas
  • Cada sonido en su sitio, por discordante que parezca en primera instancia

Contras

  • Aún quedan cosas por mejorar si Jay Som quiere desentenderse de las etiquetas que pesan sobre su música

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.