[Recomendación] NO – El Prado (2014)

no el prado
no el prado

Hace más de dos años dedicamos un post a NO, el proyecto que lideraba Bradley Hanan Carter, conocido entre algunos pocos por su labor al frente de Pistol Youth y Steriogram. Por entonces la publicación de un EP nos sirvió para disfrutar de un rock alternativo refinado, férreo y estilizado. Curiosamente el azar del destino quiso que unos meses más tarde pudiésemos disfrutar de su actuación en Barcelona. Lo hicieron teloneando en la Music Hall al carismático Father John Misty y a través de ese directo descubrimos unas nuevas canciones descritas con un tono mucho más sobrio y lugubre del descifrado en cortes como ‘Stay With Me’ o ‘There’s A Glow’. Esa sensación, que tanto comparamos en su momento con The National (especialmente por el nuevo registro vocal adoptado por Carter), ha acabado mostrando sus frutos hoy con la publicación de “El Prado”, álbum debut del conjunto californiano que se acerca, y mucho, al registro sonoro del conjunto de Berninger.

Lo mejor del asunto es que la formación, lejos de ser una vulgar copia de los padres de “High Violet”, se desmarca en este álbum con algunos sólidos cortes dignos de ser enmarcados. ‘North Star’ crece con el paso de los segundos, generando emociones a través de un pilar estilístico materializado por el juego establecido entre la voz de Bradley (en algunos momentos un tanto Brandon Flowers) y los juguetones punteos de guitarra. El carácter más cavernoso aflora con ‘Hold On’, medio tiempo exquisito impulsado hasta las nubes por los coros vocales situados hacia al final del tema. Y no nos olvidemos de ‘Leave The Door Wide Open’, un single perfecto que ejerce como perfecto gancho para captar la audiencia más ávida de estribillos enganchadizos. Curiosamente los temas del anterior EP, incluidos en el álbum, difieren bastante en sus formas al ser comparado con los nuevos. Es como si esa evidencia quedase palpable de forma extrema en saltos existentes entre, por ejemplo, ‘Stay With Me’ y ‘Leave The Door Wide Open’, o ‘So Scared’ y ‘There’s A Glow’.

Tras dedicarle bastantes escuchas puedo decir que “El Prado” me ha parecido un álbum completo, voluptuoso y con momentos notables. Algunos serán los que tachen a NO de ser demasiado “The National” en algunos aspectos, pero lo cierto es que hay bastante por rascar detrás de ese aparente cascarón de similitudes o coincidencias. Interesante instrumentalización, un Carter camaleónico (jamás habíamos apreciado tantos registros de Bradley en un mismo álbum) y una variedad de situaciones inusual es lo que nos encontramos en un disco que bien merece una oportunidad.

Web | Facebook Oficial

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te podría interesar