Mejores Discos

Octo Octa – Resonant Body | Crítica

octo octa resonant body

El pasado viernes llegaba el tercer largo de estudio de Maya Bouldry-Morrison, aka Octo Octa. La dj británica regresaba bajo el amparo del sello T4T LUV NRG que ha formado junto a Eris Drew (ambas artistas transexuales), con un LP que lleva por nombre “Resonant Body”. Bouldry-Morrison es ya una veterana del círculo de la música de baile, después de hacerse un hueco con su EP debut “Let Me See You” allá por 2011, donde ya empezaba a tratar temas -que poco a poco se convirtieron en inquietudes- como la identidad o la experiencia jubilosa y desprejuiciada que puede obtenerse en la pista de baile. Y este nuevo trabajo es sin duda un caramelo que contiene alto contenido de frenesí y ritmo, en el que la británica recoge de manera organizada, recursiva e inteligente algunas de sus muchas influencias electrónicas, con el principal foco de atención en los años 90.

Octo Octa despliega una retahíla de samples vocales con una precisión y un acierto desorbitado durante gran parte del disco; esto le permite mezclar house, breackbeat, acercarse al techno, el jungle… Combinando algunos de estos estilos incluso dentro de los mismos temas a través de virajes rítmicos o ambientales de lo más estimulantes e inesperados. Si en el predecesor “Where Are We Going?” Maya procuraba crear un sonido por lo general homogéneo, en “Resonant Body”, nuestro cuerpo “se hace eco” de una heterodoxia bastante grande, que no permite leer con demasiada anticipación el siguiente movimiento de Bouldry-Morrison. Ejemplo de ello es el clasicista rompepistas ‘Move Your Body’ que se vuelca rápidamente en ‘Deep Connections’, un corte que se inicia con aires de trance, se desarrolla como un Ambient Work 85-92, y termina de culminarse con una hermosa percusión que preside el gorjeo de un delfín.

A pesar del dominante diletantismo con el que Octo Octa se embarca en infinidad de estilos, en todo el disco prima una exquisita producción muy sutil y por lo general comedida, que no deja de señalar el talento de su autora. Y decimos por lo general porque en este “Resonant Body” también hay espacio para algunos sintetizadores de acid como en el caso de ‘Spin Girl, Let’s Activate’, -el otro pelotazo bailable del álbum, que sin embargo en el puente tiene un teclado bien bonito y melódico de música disco… Y espacio incluso para una producción cercana al drum&bass, la esquizofrénica ‘Ecstatic Beat’, con una percusión impetuosa, poderosa, y a pesar de todo bastante orgánica. Tras ella nos queda la culminación sonora en el espacio seguro de Bouldry-Morrison: ‘Can You See Me?’. Otro corte que invita a la reflexión y al baile, de aire empático y sonido de house con alguna variación interesante en la sección rítmica.

Como colofón encontramos un tema ambiental (‘My Body is Powerful’) perfectamente producido, envolvente y de unas capas repletas de matices, y el cierre comunal, el llamamiento: ‘Power to the People’. Sorprendentemente tranquilo para su título y contenido, no hace la función ni de coitus interruptus definitivo ni de fin de fiesta apoteósico; aunque bien se la podría oír como preludio a alguien como Todd Terje, con esa distinción y esos sintetizadores de una carga rítmica importante que tan bien maneja el noruego.

Así concluye el tercer trabajo (no exactamente) de Octo Octa, un disco que hace resonar el cuerpo de la música de baile con bastante acierto, manejando con solvencia casi todas las extremidades que utiliza. Maya Bouldry-Morrison vuelve a firmar un disco consistente de electrónica, que vuelve a poner en el centro mediático su música con fuerza, y a señalar sus atractivas obsesiones sin regurgitarlas ni viciarlas.

Escucha «Resonant Body» de Octo Octa en streaming.

Resumen de la crítica:

Nota:8

Pros

  • Heterodoxia bien llevada, consistencia confirmada
  • No hay ningún tema que sobre para repasar algunas de las propuestas principales en el catálogo de música de baile noventera

Contras

  • Todavía puede experimentar e ir más lejos, por momentos cómoda en su estilo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.