DestacadosMejores Discos

Perfume Genius – No Shape [Recomendación]

perfume genius no shape critica

2017 está siendo un año realmente importante para los músicos que visibilizan el LGBT. Si hace unas semanas comentábamos el tremendo trabajo de Arca, esta semana le toca a Mike Hadreas y su proyecto Perfume Genius. El norteamericano ha conseguido con su cuarto álbum – “No Shape” – elevar aún más el nivel de “Too Bright”, el que fuera uno de los mejores álbumes de todo 2014 (y uno de los mejores trabajos de pop alternativo de los últimos años).

“No Shape” es una coronación de pop épico con grandísimas influencias a los últimos nueve años de carrera de Hadreas. Perfume Genius, quién empezase grabando melodías suaves y tímidas en la habitación de su madre, se aúpa entre arreglos orquestales, fases progresivas y sonidos de una belleza tremenda, para narrar con inmensa sensibilidad -como siempre- sus inquietudes amorosas, existenciales, y sus ineludibles desencuentros con la vida.

El LP abre con el torrente vivaz de ‘Other Side’ y ‘Slip Away’. La introducción es una de las mejores que más de uno habrá escuchado en mucho tiempo. Una sencilla pieza de piano que inesperadamente se expande con grandilocuencia, y que sirve de
carta de presentación para tipo de instrumentación que vamos a encontrar en el álbum. En el segundo corte la estructura es prácticamente la misma, con la única diferencia que el elemento inicial es el bajo de extrañas texturas que también será recurrente durante todo “No Shape”.

Después de este inicio frenético Hadreas baja una marcha con temas más pausados, que sin embargo mantienen las angulosas y oníricas estructuras de sus predecesores. Quizá el tema que se presenta menos atractivo es ‘Go Ahead’, que funciona en la estructura del disco, pero confunde entre su bajo y su tempo por momentos rotos.

Después de la folklórica ‘Valley’, el álbum comienza a levantar de nuevo su intensidad, esta vez sin más concesiones. Y es que, aunque los ritmos y las estructuras sean menos urgentes, las melodías y la profundidad de “No Shape” se expanden con aún más acierto en su segunda mitad. Pasan la hermosa ‘Wreath’ y la lamentosa ‘Every Night’ y dan paso a la intensísima ‘Choir’, con unos arreglos de cuerda orquestales magníficos. El aire de ópera o tragedia se palpa especialmente en este tema, que lleva al punto máximo la dualidad de todo el álbum, entre sonoridades poderosas y luminosas, y letras afligidas y dolientes.

Así entramos en la sección más íntima del largo. Primero ‘Die 4 You’, una canción sobre la asfixia erótica y el acto de poner tu vida en manos de la persona a la que amas. Hadreas habla sin tapujos y con emoción y cercanía de la relación con su pareja, que es quién le ha ayudado a mantenerse sobrio todos estos años, creando a partir de ellos toda su obra. Pero el sentimiento de intimismo y de trato personal no termina de climatizar aquí. El dueto con Weyes Blood es todo lo que cabría esperar de él, con una Natalie Mering soberbia. Sin embargo, este corte parece más abierto que los que le rodean en el tracklist. Es un último remanso de melodías descargadas (riff de guitarra eléctrica), antes de los últimos detalles de “No Shape”.


El tridente de cierre lo forman ‘Braid’, ‘Run Me Through’ y ‘Alan’. La primera es una simple y tierna balada clásica, marca de la casa Perfume Genius, y con lo que parecen otros coros de Mering. La segunda es, en cambio, otra de las más misteriosas y sugerentes canciones del álbum. Con clímax vocal, rítmico e instrumental, ‘Run Me Through’ crece sobre un teclado y el bajo, y se va colapsando de capas y texturas clásicas. Moviéndose entre el downtempo, el jazz, y un soul etéreo, el tema de casi 5 minutos resulta en el apogeo de lo que el estilo de Michael Hadreas parece poder ofrecernos. Como cierre queda ‘Alan’, otra épica balada con acompañamiento de orquesta. Aquí es precisamente donde el norteamericano canta de forma más directa y agradecida a su pareja, poniendo un broche tremendamente emocional a un disco cercano a la redondez.

Poco malo puede decirse de “No Shape”, que por el momento es el mejor disco de pop de lo que va de año, y que entrará en todas las listas de fin de curso sin duda alguna. Michael Hadreas conecta con acierto y concisión todas las sensibilidades que nos ha presentado en sus trabajos previos, y lo adorna con una sección técnica impecable, por encima de lo que nos había ofrecido antes.

Streaming de “No Shape” de Perfume Genius:

Resumen de la crítica:

Nota8.7

3 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.