Mejores Discos

[Recomendación] Fuzz – Fuzz (2013)

Ty Segall solo, Ty Segall Band, Ty Segall con White Fence, Ty Segall y Mikal Cronin, la verdad que seguirle la pista al polifacético y nuevo Rey Midas de la costa Oeste de tan solo 26 años es una tarea difícil. Hace nada el de Laguna Beach editaba su último disco Sleeper, su trabajo más intimista y menos ruidoso hasta la fecha, pero si pensabáis que sería un giro en el sonido de Ty, os habéis equivocado. Su último proyecto se llama Fuzz y si bien ya había publicado algunos 7″ (“This Time I Got A Reason/Fuzz’s Fourth Dream”, “Sleigh Ride/You Won’t See Me” y “Sunderberry Dream/21st Century Schizoid Man” ha llegado la hora de su LP debut.

El trío lo completan el guitarrista Charles Mootheart y el bajista Roland Casio, por lo que Segall se encarga de las voces y la batería (lo de polifacético no era de gratis). Si nos metemos a fondo en su disco de título homónimo y editado por In The Red escuchamos un sonido que recuerda a grupos clásicos como Black Sabbath o King Crimson mezclado con el fuzz y el garaje marca registrada del cerebro del “power-trio“. Con estridentes riffs, eternos solos de guitarra y con un ruido de batería exquisito, Fuzz más que una copia burda de Ozzy y compañía respeta y enaltece estas influencias y pisa el acelerador a más no poder logrando un sonido propio y original.

Del disco destaco cuatro temas como lo son “Sleigh Ride“, “Raise“, “Hazemaze” y el single “Loose Sutures” estos temas están marcados fuertemente por una línea de guitarra con mucha brasa. Moothart demuestra que está a la altura de Ty y suele reventar la guitarra en varios temas con solos largos llenos de electricidad y deambula entre la luz (Loose Sutures) y la sombra (Hazemaze) con sus seis cuerdas como si estuviera en el patio de su casa, hasta se atreve con las voces (Raise) con su voz rara y metalera, lo que demuestra que por más que las luces se las lleve otro, esto es un grupo y no un proyecto más de Segall. El resto de los temas son correctos, bastante trabajados, muy cohesionados y redondeando un LP muy completo. Como por ejemplo la que abre el disco “Earthen Gate” que comienza suavemente como una serpiente y cuando menos te lo esperas, sientes que pisan el pedal y va directo a tu cuello. En resumen el álbum es muy bueno aunque le falta una pizca para ser comparado con Slaughterhouse (mi trabajo favorito de Segall). Además de las buenas piezas de Fuzz, debería destacar la cohesión de un grupo que suena a eso, a un grupo y que en los tiempos que corren ya es bastante. Ojalá esto no se quede en un solo disco y que sea el primero de muchos.

He leído que la banda en directo desprende un ruido intimidante y ya sólo por eso se han ganado el cielo. Fuzz es energía al ciento por ciento y esa es su gran baza, es su principal apuesta y con eso ganan, el disco no te va a defraudar ya que los músicos entregan sus músculos, corazones y mucho sudor en 36 minutos afilados.

Escucha Fuzz a continuación:

Sebas Rosas
el autorSebas Rosas
Beers, Burgers & Black Sabbath. Twitter: @sebastopol17

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.