DestacadosMejores Discos

[Recomendación] Triángulo de Amor Bizarro – Salve Discordia

triangulo de amor bizarro salve discordia

Ignoro qué acuerdo mefistofélico tienen firmado los miembros de Triángulo de Amor Bizarro. Si la parte contratante de la primera parte que será considerada la parte contratante de la primera parte son ellos, o el Diablo. Pero algo de esotérico hay en esta manera de crear discos tan certeros, como si no pudieran ser jamás infalibles. Porque lo han vuelto a hacer. ‘Salve Discordia’ es una nueva Bomba H, otra epopeya de amor visceralhabría votado a la derecha por ti, trampearía las papeletas«), una patada de kung fu de Cantona, el siguiente nivel de elevación en esta logia a la que te invitan estos gallegos.

Desde su libro de conjuros babilónicos invocan arcanos ya conocidos de sus tres entregas anteriores (Spacemen 3, Stereolab, My Bloody Valentine…) para depurar con más maestría si cabe lo que ellos llaman su “chorro de sonido” y en el que juega un papel fundamental la idea de Rafa Mallo de que, en algún disco, tiene que conseguir volatilizar su batería. Al caldero guitarrero añaden, en una vuelta de tuerca cachonda, su primera canción cien por cien New Order (‘Baila Sumerio’, y qué redonda es), esa apertura ‘dub’ que es ‘Desmadre Estigio’ (más de uno sigue aún con el culo torcido) y el propósito cumplido de ahondar más en un pop de alto octanaje cada vez mejor delineado por la voz de Isa Cea (‘Qué Hizo Por Ella Cuando la Encontró’, ‘Seguidores’).

Ella y Rodrigo Caamaño cantan a tantas referencias crípticas, reales o inventadas por mi perturbada psique, que mi mente retumba. Desde el título, con Discordia (¿La Torre Oscura?), a las alusiones a Estigia (¿el universo de Robert E. Howard?), emparentar al Conde-Duque de Olivares con El Motorista Fantasma (arrea) y hasta aquello de seguir «primero en Luchador Callejero», gracias en mi caso a las monedas de 25 pesetas engullidas sin parar por el ‘Street Fighter’ y el ‘Final Fight’ en aquellos recreativos de Torrevieja (fin del momento patrocinado por Capcom).

En esencia, no falta el ardor ni permiten resquicio para el acomodo, la autocomplacencia o la bajada de pistón para abrirse a más público. Al revés, la apuesta se redobla. A single por corte. Y en cada disco de TAB hay algún un navajazo traicionero buscando la femoral. También la de Occidente. Esta vez Rodrigo te enseña el acero en ‘Euromaquia’: «Europa es una zorra y está matando a su juventud». Una sociedad decadente pese a su híper tecnologización, en jaque por las teocracias orientales, un campo abonado para la diosa Discordia , madre de la pena, la ruina, el hambre, las disputas y las matanzas. No dejan siquiera esperanza a un mañana mejor. En ese final encarnado por ‘O Salve Eris’ se envuelven en una cortina de humo negro, de danse macabre, porque lo medieval, lo mágico y lo supersticioso se enraízan duro en Galicia. Boiro, capital de la nueva Mesopotamia. Un Triángulo de Amor de Bizarro para sojuzgar a todos.

Carlos A. Forjanes
Periodista con título enmarcado en la pared desde 2005. Un gol por la escuadra y un ritmo pegajoso le cortan la respiración. Lo primero lo cuenta en el Diario AS, lo segundo en Binaural.es. Charco que ve, charco que pisa. Twitter: @Forjanes_AS

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.