DestacadosMejores Discos

[Recomendación] Truckfighters – V

truckfighters v

El mundo, tal y como conocemos, se nos está viniendo abajo. Creamos mitos de la nada, James Blake y Bon Iver, por poner dos de los ejemplos más mediáticos y más sobrevalorados de la era Pitchfork, se pasean alegremente por el mundo de la música coleccionando buenas reviews con sus dos últimos (y discutibles) discos. Viviendo de las rentas y de un pasado famoso tan corto como la carrera de Douglas en el Barça. Ya sabemos que el pedigrí no tiene nada que ver aquí y que la lucha contra la prensa es imposible y, por ende, todo subjetivo, así que relax amigos que a mí el señor del vocoder me la trae bastante floja y ni ganas de polemizar con la horda de fans del barbudo y su ex-falsete, salvo un gratuito trolleo desde el coraçao. Pero viendo a grupos como Truckfighters que coleccionan 15 años de carrera, más de 700 conciertos por todo el mundo y cinco discos tan grandes como el infierno que se está cocinando en el PSOE me lo ponéis en bandeja de plata.

«V» es el nombre del nuevo disco del trío sueco de stoner que ha evolucionado desde aquel combo de la muerte llamado «Gravity X» y «Phi«, posteriormente editado como álbum doble, confirmando esa continuidad y apego al sonido impuesto por Kyuss, Fu Manchu y Queens of the Stone Age. Denominación de origen: Palm Desert. «Mania«, su tercer LP ya suponía un ligero cambio en el sonido de la banda para confirmarlo con el acojonante «Universe» que nos dejó con la boca abierta con un jab al mentón que era su apertura compuesta por ‘Mind Control‘, ‘The Chairman‘ y ‘Prophet‘. «V» marca otra evolución en el sonido de los de Örebro, mucho más experimental y progresivo, combinando el sonido grunge de su admirado Kurt Cobain, tal y como nos dijeron la última vez que pudimos hablar con ellos en Londres.

Siguiendo la línea de «Universe», el disco es de siete canciones (ocho si obtenéis la versión deluxe) que comienza por la rareza ‘Calm Before the Storm’. Y digo rareza porque además de ser la canción más larga del LP es un claro homenaje a las progresiones de los mejores Tool, una atmósfera que va por capas hasta convertirse en un verdadero volcán en erupción. La calma parece ser la dinámica, pero nada más lejos de la realidad. Ni ellos mismos pueden domar a los leones que llevan por dentro para caer de manera delicada en un caos de fuzz y acelerar a toda pastilla. El solo de Dango es de efecto alucinógeno.

Pero si sois de los tradicionales, como aquellos a los que la paella de Jamie Oliver les pareció una aberración, esperad mejor a escuchar ‘Hawkshaw‘, donde se nota la nueva mano de El Danno, octavo batería del grupo superando así el culebrón de la percusión de Pearl Jam. En el segundo single del disco Ozo le quita protagonismo a la voz como lo hacía en el primer tema y le deja a las cuatro cuerdas el honor de dirigir la orquesta de manera excelsa. Como el vídeo, gasolina y una máquina tan bien engrasada como sus directos. ‘The 1‘ es una vuelta al estilo clásico del grupo, más distorsión y crudo como un buen jamón ibérico. ‘Gehenna‘ es un pasaje bastante similar a los escuchado en Gravity X, donde reina una cohesión instrumental repetitiva que te taladra la sien y un bombo milimétrico más satisfactorio que un chupito de orujo y Ozo en plan redentor con su capacidad vocal.

En ‘The Contract‘ evocan a la psicodelia en un toma y daca de bajo y batería. Progresivo nuevamente en escena con un tono de relajación que hace de medley perfecto. Pero desde la calma de The Contract pasamos a ‘Fiend‘, otra de las canciones más destacadas del disco y seguramente el siguiente single de «V», más tenso que el cutis de Camilo Sesto. Lo de este tema es de traca, te aprieta como tu yaya lo hacía en tus mofletes. Temazo al canto y muestra de versatilidad de los suecos. También viene como entrante perfecto para ‘Storyline‘ con las seis cuerdas de Dango de manera salvaje y con una parte vocal dominante por igual. Un meteorito de fuzz que te romperá el coxis.

Con quince años de stoner en el pecho, Truckfighters demuestra que lo suyo puede ir desde un back to the roots hasta evolucionar a un sonido más «moderno» y seguir con la esencia de siempre. Su estilo es ya marca registrada y uno de los exponentes del rock n’ roll europeo más potentes de esta época. Su esencia es ilimitada y no parece tener fecha de caducidad, se reinventa con el tiempo y se sobrepone a los cambios en los tambores y platillos. Diego Armando Maradona dijo un día «la pelota no se mancha«; Truckfighters parecen hacer lo mismo con el fuzz y el riff, son innegociables a pesar de un posible cambio de rumbo. Es solo rock n’ roll y qué bueno que así sea.

 

 

Resumen de la crítica:

Nota8
Sebas Rosas
el autorSebas Rosas
BELIEVE IN THE ANTI † † † Twitter: @sebastopol17

1 comentario

  • Pero cuánto rabia hay en tus palabras, parece que te mueras por no ser B Iver o el otro. Me encanta la vida del crítico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.