Mejores Discos

Rufus T. Firefly – Magnolia [Recomendación]

No hay horizontes que detengan a Rufus T. Firefly. La banda vuelve a la carga con su nuevo trabajo “Magnolia”, lleno de colores y matices psicodélicos. Desaparecemos de este mundo para transportamos a un lugar lejano, flotamos entre melodías ochenteras y motivos orgánicos que nos envuelven. Este álbum sigue la estela de los dos trabajos anteriores con su fórmula de sonidos envolventes, pero con un ritmo más acelerado.

El tema que abre el álbum, ‘Tsukamori’, nos invita a adentrarnos en un mundo nuevo y desacelerado. Aparece la explosiva ‘Río Wolf’ con la que nos zambullimos en su rock psicodélico. “Acaríciame la herida / He venido a darte todo mi amor / No quiero saber donde vas / Solo llévame”. Es un grito de guerra, el querer dejarse llevar por el placer aunque duela. ‘Pulp fiction’ acude al auxilio desde un suelo desértico con un sonido ochentero. “Toqué el fondo para escapar / Y crees que ahora todo me va bien / Y estoy a mil jodidas millas de estar bien”. ‘Espectro y Última Noche en la Tierra’ nos invade traduciendo nuestros miedos en un intenso standby. Casi un minuto de intro abre el corte ‘Cisne Negro’ acompañado de un coro angelical que bien podría recordar al sonido de los británicos The xx.

La fuerza de ‘–O–’ se hace presente a medida que indagamos en él, como en ‘Río Wolf’, desprende todo el poder psicodélico que la banda transmite. Para entonces Rufus T Firefly nos ha conquistado y la electricidad se ha esparcido con las guitarras de ‘El Halcón Milenario’, con la que volamos alto, muy alto. El último corte, ‘Magnolia’, aparece suave pero intensamente, con una pureza extraña. La inmensidad de sus siete minutos cierra el disco que nos transporta a una realidad paralela. Como presagiaba su letra: “Este viaje va a llevarnos muy lejos” y vaya que si lo consigue.

Los sintetizadores predominan en todos los temas de este trabajo, la voz de Víctor Cabezuelo se funde en cada nota con los golpes contundentes de la batería de Julia Martín-Maestro. Rufus T. Firefly nos hacen un propuesta imposible de rechazar, nos dejamos seducir por sus guitarras, sus voces, sus colores, su intensidad y su desgarro con los que pisan fuerte y dejan una huella diferente, única. Bienvenidos a la era psicodélica.

Resumen de la crítica:

Nota8

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.