Críticas

Róisín Murphy – Róisín Machine | Crítica

roisin murphy roisin machine

Desde que Róisín Murphy regresase con “Hairless Toys” en 2015 (o con su EP en italiano de 2014) la sensación era clara: la ex de Moloko aún tenía algo que decir, pero no estaba del todo claro el modo en el que debía hacerlo. Si el disco de regreso fue sofisticado, pero algo ignorado o incomprendido, su sucesor, el experimental y glitchy “Take Her Up to Monto” no corrió mejor suerte; aunque en ambos trabajos se reconoció, de forma casi filial, el extraordinario arrojo de la irlandesa. Es ahora en 2020 cuando Murphy ha hecho un movimiento a lo MGMT, se ha dejado de transgresión formal y ha comenzado un repaso doxográfico y mucho más desenfadado de la música que tanto le ha interesado e inspirado a lo largo de toda su carrera. El resultado es “Róisín Machine”, un trabajo de música disco y funk que no deja de lado cierta abstracción, pero en el que los ritmos y las líneas de bajo toman un protagonismo casi total, con unos efectos hedonistas y rejuvenecedores para el sonido de la irlandesa.

Lo más importante de este “Róisín Machine” es precisamente lo que NME señala erróneamente. Murphy no ha sublimado el revival de la música Disco que está llevando a cabo Dua Lipa (ni tampoco Kylie Minogue o Jessie Ware han hecho un revival al uso del género este año), si no que la irlandesa ha hecho por fin un disco que responde de forma directa a la música en la que se formó cuando se mudó a Sheffield. Da cuenta de ello que haya hecho este disco en colaboración con Richard “Parrot” Barratt, uno de los DJs y productores más importantes y transgresores de Manchester a finales de los ochenta, amigo de Murphy desde hace más de veinte años. Por tanto, esta “máquina hedonista” no es otra cosa que Róisín Murphy siendo Róisín Murphy hasta la médula. De ahí vienen títulos tan logrados y divertidos como ‘Narcissus’ o ‘Murphy’s Law’, en los que se demuestra que este trabajo es el que acerca más la máscara a la persona que la lleva consigo. Pero no por ello el disco está exento de ironía: aunque todo en él gire en torno a la voluptuosidad y la diversión, a la pista de baile, Murphy sigue siendo consciente de las propias limitaciones de un discurso basado hasta tal punto en la individualidad y resuelve con bastante acierto la paradoja ya clásica entre “música para bailar y disfrutar hasta remarcar el Yo” y “música para escapar de uno mismo en la experiencia colectiva”.

Porque “Róisín Machine” es un álbum preparado para la fiesta multitudinaria. Algo extraño de pensar en los tiempos que corren. Resulta complicado encontrar discos que resuelvan con tanta soltura la dialéctica entre entusiasmo pop y perversión, o individualidad y colectividad. Pero lo cierto es que viendo el modo en el que Murphy ha presentado el trabajo (sola en su casa, en una piscina; muchas veces por su cuenta, casi como los últimos directos de Robyn) se comprende que este álbum es inmediato pero reflexivo, general pero íntimo, en la medida en la que se refleja a la experiencia íntima de su autora.

¿Problemas? Todavía quedan cosas por resolver. En su entrevista con Jenesaispop la irlandesa comenta que ya está componiendo un disco todavía más pop, y lo cierto es que no podemos esperar a escucharlo. Su disco más desenfadado sigue pecando de poder ser algo tedioso en cuanto nos vamos a los extended mix de los temas más abstractos y experimentales. En esos instantes Murphy parece ensimismada, efectivamente, en un proyecto tan personal, que apenas responde a ninguna exigencia de las que aparecen como dogmas en el resto del álbum. Pero estos momentos son por lo general anecdóticos y no definen ni terminan por determinar la escucha. Esta culmina efectivamente con la ambigua ironía sobre el narcisismo y los celos, ¿es Róisín inmadura? ¿Es superficial? No, es madura y juiciosa en la medida en la que compone su propio «happy ending».

Escucha «Roisin Machine» en streaming.

Resumen de la crítica:

Nota:7.7

Pros

  • Los singles
  • El extraordinario Groove de casi todo el disco

Contras

  • La evidente y reduccionista recepción que puede tener su propuesta

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.