Críticas

[Crítica] Spoon – Transference (2010)

Transference‘, el séptimo larga duración de Spoon, es un álbum que no le sentará nada mal a los fans de la banda de Austin y que, a buen seguro, dada su facilidad de escucha, le acabará gustando al oyente medio que no había logrado engancharse a sus anteriores trabajos.

Tres años después de su disco más exitoso hasta la fecha, ‘Ga Ga Ga Ga Ga‘, los de Texas pulen aún más si cabe su Art rock para ofrecernos un producto muy elaborado, con un ritmo constante y sin más bajones en los once sencillos que lo componen que los irremediables silencios entre canción y canción. Desde «Before Destruction», el tema que abre al álbum, hasta «Nobody Gets Me But You», las melodias base de cada corte van fluyendo con la eficacia de un reloj suizo.

Hasta aquí todo bonito. Ahora bien, ‘Transference’ no es, ni de lejos, cualquiera de sus dos anteriores álbumes.  Simplemente, y pese a ser un producto bastante digno, que intenta resaltar la versión más rockera de Spoon, el disco no está a la altura. En ‘Transference’, es dificil encontrar en el disco la esencia pop de aquel ‘Gimme Fiction‘ (2005), no hay ni rastro de hits como «I Turn My Camera On» o «Sister Jack», resulta costoso engancharse y, quizá, hay un exceso de positivimso en las letras que disipan toda la oscura atmósfera que acompañaba al grupo de Britt Daniel. Tal vez podríamos decir que la mejor virtud de ‘Transference’ es que entretiene, lo cual ya es mucho, pero teniendo en cuenta los precedentes (y las expectativas, ya que el single «Written In Reverse» transmitía buenas sensaciones), el disco sabe a poco.

(Puntuación 7/10)

Os dejamos con una interpretación de «Written In Reverse», personalmente, la canción más pegadiza del álbum.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.