Críticas

[Crítica] The Kills – Blood Pressures (2011)

Lo nuevo de The Kills empieza con un auténtico temazo. Allison Mosshart junto a Jamie Hince, nos traen un primer tema a dúo que ya asienta la línea de este cuarto trabajo de estudio. La influencia de ambos componentes, su estilo en sus anteriores bandas y la fortuita unión de ambos tras Mosshart escuchar tocar a Hince en una habitación contigua nos trajeron su primer disco en 2003. Ahora regresan con “Blood Pressures”, un cuarto álbum que, como ya hemos dicho, empieza fuerte (siguiendo la línea de sus anteriores trabajos). Un disco plagado de muy buenos temas y que incluye algunos muy asequibles para aquellos que acaban de descubrir la banda.

Con grandes cortes como el ya mencionado ‘Future starts slows’ y ‘Heart is a beating Drum’, tenemos unos primeros tiempos del rock alternativo que les caracteriza, con una Allison Mosshart que, al igual que en The Dead Weather, demuestra que es una de las vocalistas más duras y rudas del rock actual. ‘Nail in my Coffin’ empieza con una guitarra eléctrica que engancha con sus distorsiones así como un ritmo pegadizo y un estribillo que demuestra esa asequibilidad que comentábamos antes.

‘Wild Charms’ deja el paso a la voz de Hince, una especie de tema de media parte para encarar la segunda parte del disco. Una parte más Lo-fi, que a mi al menos, me da ese punto rockero sucio que tanto se aprecia en sus otros discos, podríamos decir que la primera parte es la más asequible y esta segunda está más enfocada a sus fans de siempre con la estupenda ‘DNA’. Si tuviera que destacar algo además de la voz de Mosshart, es el impecable trabajo a la guitarra de Jamie Hince y su colaboración en las voces. Una muestra de ello es Baby Says. Las guitarras distorsionadas y la voz de Mosshart son su sello inconfundible, pero no solo muestra esa voz marcada por el tabaco, sino que también nos deleita con una balada a su manera en The Last Goodbye.

Midnight Boom les puso en boca de todos como una de las bandas de rock indie de moda. Y con este cuarto trabajo, tras 3 años de silencio, callan las bocas de los que les han criticado. Mantienen su pose de chicos malos del rock y ésta se refleja en su cuarto disco. Y no sólo en eso, también son capaces de desmarcarse de todo con temas como ‘The Last Goodbye’ y hacer lo que les venga en gana, al fin y al cabo, eso es el rock ‘n’ roll, la rebeldía. Acaba el disco con ‘You Don’t Own the Road’, que personalmente me encanta, y finalmente con ‘Pots and Pans’. Si hay algo que me atrae de The Kills, es ese regustillo a sonido sucio y analógico que tanto nos gusta.

Puntuación | 71 de 100

1 comentario

  • Hola, conocí la voz de Alisson Moshart con The Dead Weather. Ahora la conozco con de Kills y solo puedo decir: fetén.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.