Críticas

William Basinski – Lamentations | Crítica

william basinski lamentations

Nacido nada menos que en 1958, sorprende que William Basinski no lanzase su debut en solitario hasta los cuarenta años. Ha sido precisamente este año, con el recopilatorio “Hymns of Oblivion”, cuando el tejano ha mirado con más transparencia a sus trabajos más vetustos y escondidos, pero no sólo esto, sino que este “Lamentations” (temporary Residence, 2020) es una revisión más intensa y singular, si cabe, de esos momentos prediscográficos. En este atípico curso en el que Basinski ha cumplido sesenta y dos años, el estadounidense parece consumar o cerrar una especie de profecía. Y es que, desde sus mismos comienzos como músico en el circuito alternativo, su estilo se ha basado en una obsesión por encima de todas: la erosión que el tiempo hace en el ser humano, la herida producida por su inexorable paso. Esta grandísima inquietud, que aparecía perfectamente representada en los “Disintegration Loops”, atraviesa toda su obra en las últimas dos décadas; en la conmoción que produce “A Shadow in Time” al pensar en Bowie, o en la inquietante extravagancia de “On Time Out of Time” al representarnos la singularidad de los agujeros negros…

William Basinski parece secundar la expresión de cierto autor inglés que reza: «el tiempo está fuera de quicio». Su discografía comienza en el momento en el que el músico parece haber alcanzado la madurez vital y si se piensa esto con detenimiento, lo cierto es que tiene bastante sentido. Basinski trata de expresar constantemente un tiempo que efectivamente, carece de formato representacional adecuado: su música parece succionada y retrotraída desde una dimensión remota. Es como si para él el tiempo de escuchar o componer la música bajo los paradigmas “normales” hubiese terminado, casi como si estuviese muerto o hubiera alcanzado otro tipo de estado de conciencia. Básicamente lo que acontece en las composiciones del norteamericano es que el tiempo es un instrumento. Si en los “Disintegration Loops” el tiempo se dedicaba a destruir la cinta, en “Lamentations” el tiempo toca una coda diferente: abruma al oyente con la reverberación y la indefinición, de la que sólo escapan unas pocas capas con unas melodías hermosas y estridentes. Basinski parece escuchar, con nosotros, a duras penas, la desintegración de su memoria, que está registrada en sus cassettes y que observa con una nostalgia tan profunda como afligida.

Pero este “Lamentations” además añade con más fuerza que otros trabajos el gusto por la corporeidad. En él, podemos percibir el modo en el que las cintas o lo que parecen vinilos se atascan o retoman el paso; como un momento en el que dudamos de si una imagen que nos viene a la mente formaba parte de un sueño o un recuerdo. Esta sensación de senectud también la produce la otra gran novedad: los samples vocales. En ‘O My Daughter, o My Sorrow’ -cuyo sample recuerda a la distorsión y a la distante emotividad de Burial- o en ‘All This Too, I, I love’ sentimos ese carácter «hauntológico» que Mark Fisher encontraba en la música de The Caretaker. No sólo aquel tiempo ya no es, sino que la propia fragilidad y el desorden de nuestra memoria puede hacernos creer que nunca llegó a serlo.

De este modo el disco de Basinski se presenta como una experiencia sublime precisamente por lo espeluznante que resulta. En este caso el sujeto de “Everywhere at the end of time” tiene nombre, y no es otro que el propio William Basinski, que, aunque con una técnica algo manida, nos ofrece un trabajo fantástico e inquietante. Si bien es cierto que la propuesta del tejano es bastante limitada, es precisamente el ahínco con el que mira el abismo de su propia finitud, con una enfermiza compulsión de repetición, el que hace de “Lamentations” un disco tan interesante en un momento ya tan avanzado de su carrera.

Escucha «Lamentations» de William Basinski en streaming.

Resumen de la crítica:

Nota:7.6

Pros

  • El mood general del disco
  • Basinski utiliza muy bien herramientas que no suelen ser suyas

Contras

  • Experimental and ambient music, you know

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.