[Crítica] Young Guns – All Our Kings Are Dead (2010)

La pasada semana nos acercamos a la sala Bikini de Barcelona para ver en directo a Young Guns, una de las nuevas formaciones europeas de rock alternativo que nos han causado una buena impresión en el presente 2010. El motivo de dicha sorpresa viene dado por lo visto en “All Our Kings Are Dead“, álbum debut que el grupo británico presentó en el pasado mes de julio y que ha demostrado, a su manera, que Young Guns es una formación con un ADN bastante diferente al visto en el resto de la escena que puebla por aquellas tierras del norte de Europa.

A lo largo de los últimos dos años el sector alternativo europeo se ha visto desbordado de conjuntos post-hardcore y punk que no hacian más que repetir una y otra vez la formula que tanto habían resultado a conjuntos como A Day To Remember, Saosin, Senses Fail, Funeral For A Friend… Young Guns es una buena respuesta a este tipo de tendencias gracias a la introducción de un estilo que nos referencia al lado más metálico, rockero y cristalinamente melódico de este mundillo sin olvidar la capacidad de enganchar al oyente con sus melódicos estribillos. Es cierto que “All Our Kings Are Dead” es un LP con altibajos (de hecho parece que existen bastantes temas que no llegan a rallar al nivel de los hits del disco) pero, ante todo, es una declaración de intenciones de un grupo que tiene muy clara su propia identidad. La mayor sorpresa de todo este descubrimiento ha venido dada por un dato más que relevante: este disco ha sido autoproducido por el grupo y esto, como álbum debut, es un signo practicamente inequívoco (esperamos no comernos las palabras) de que tienen talento para dar y tomar. Prueba de ello se encuentra de sobras en hits como ‘Weight Of The World‘, ‘Meter And Verse’ o el clásico instantaneo ‘Crystal Clear’ en el que los de High Wycombe exhiben la habilidad de sonar potentes y , a su vez, inquietantes.

Me cuesta ver este álbum como uno de los mejores discos del año pero aún y así encuentro que es uno de los LPS que mayor mérito han demostrado en estos últimos meses. Gustav Wood y los suyos parecen haber puesto la directa y ahora solo falta ver si consiguen llegar a alcanzar ese nivel de excelencia que se pretende en su siempre peligroso segundo álbum.

Puntuación: [78 de 100]

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te podría interesar