[Crítica] Young The Giant – Young The Giant (2011)

El sello discográfico holandés Roadrunner Records ha alcanzado cierto grado de reputación gracias a su apuesta por buenos conjuntos de hard rock y metal de diferentes estilos. Sin embargo en momentos puntuales la compañía de Cees Wessels ha dado un paso más allá y ha apostado por algo más cercano al indie rock o el rock alternativo menos estridente. Uno de esos casos es Young The Giant, un conjunto californiano que ha empezado a hacerse un hueco en el panorama indie gracias al lanzamiento del homónimo “Young The Giant”, un adictivo álbum debut que sabe soldar a fuego lento influencias como The Police, The Velvet Underground o incluso The Roots.

Al pararse a analizar esta obra resulta sencillo apreciar los puntos cardinales que lo caracterizan. Por un lado encontramos una vibrante y eléctrica melodía pop que impera en todo el LP y que lo dignifica hasta un grado notorio. Por otro identificamos un punch especial, más que evidente en trallazos como ‘My Body’ o ‘Your Side’, capaz de hacer bailar y levitar a partes iguales al oyente. La sutil grandilocuencia de las delicadas ‘Cough Syrup’, ‘Garands’ y ‘Strings’ aporta también su granito de arena a una fórmula que encuentra su punto fuerte en las particulares cotas vocales del cantante Sameer Gadhia, un auténtico killer capaz de adaptarse tanto a los cortes más cercanos al rock alternativo como a aquellos más lentos y puristas. Sin él, “Young The Giant” no llegaría ser ese disco tan dado a ser reproducido una y otra vez. Creedme, en una primera escucha el LP os enganchará y no lo abandonaréis. Esa es la gracia del sonido de este conjunto: cuando haces pop así, no hay stop.

Puntuación | 79 de 100

Fuente | Rockzone.tv

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te podría interesar
Lee más

[Crítica] Coldplay – Mylo Xyloto (2011)

Tras el ciclón Viva La Vida or Death and All His Friends (2008), muchos se preguntaban si existía una mínima posibilidad de retorno, y si Coldplay volvería, con su quinto disco de estudio, al patrón de sus tres sensacionales primeros discos (Parachutes, A Rush of Blood to the Head y X&Y).