Críticas

[Crítica] Zebrahead – Get Nice! (2011)

Zebrahead vuelven a la carga después de dos años de silencio tras el lanzamiento de «Panty Raid», un álbum compuesto por versiones de éxitos de las más sonadas féminas del pop. Con su nueva propuesta, «Get Nice!», nos ofrecen 50 minutos de pop punk sin apenas bajones ni descansos para el oyente que dejará con buen sabor de boca a los fans más acérrimos y también a quienes acaben de descubrirles.

El grupo se presenta con «Blackout», que se acerca más al rock alternativo que al punk y que me parece una apuesta muy acertada y una perfecta apertura para este disco. «Nothing To Lose» rezuma optimismo y buen rollo y podría haber funcionado como primer single del álbum aunque no ha recibido tal honor a pesar de la frescura de la que hace gala y de que su estribillo es de los que más engancha de todo el álbum. En «She Don’t Wanna Rock» nos encontramos con una especie de oda al hard rock clásico, empezando por el claro homenaje a «I Wanna Rock» de Twisted Sister y siguiendo con el riff de guitarra que recuerda al de «Sweet Home Alabama» de Lynyrd Skynyrd. Eso sin contar con la interminable mención de bandas del género que nos encontramos en la letra (que por cierto, trata sobre una pareja que rompe debido a discrepancias musicales. Un drama así se merecía una canción, está claro). «Ricky Bobby» es un tema furioso, rápido y sofocante, como la sensación que probablemente los californianos deseaban transmitir para apoyar el contenido lírico del tema (el estribillo reza «Dame un segundo, dame un segundo para respirar»).

«Get Nice!», la pieza que da nombre al disco, sigue una pauta similar a «Nothing To Lose», con una letra y un sonido cargados de optimismo. Seguimos con «The Joke’s On You», que comienza con contundencia, presentándonos un tema compuesto por guitarras muy potentes y un sonido más duro que el que hemos escuchado hasta ahora. En «Nudist Priest» aparece el ritmo ska característico de sus antiguos trabajos y que es agradable encontrar en este disco aunque sólo sea en una canción. A pesar de que el título pueda resultar algo cómico para algunos, yo diría que es más bien algo perturbador y que se asocia con el argumento de la canción, que nos habla de la locura que estamos viviendo hoy en día y de la cual cada vez somos más conscientes, ya que todo empieza a salir a la luz. «Galileo Was Wrong» y «Truck Stops And Tail Lights» a pesar de no tener algo que los haga destacar por encima de los demás, siguen siendo escuchables y divertidos, lo cual no es poco si consideramos que podrían ser los temas «de relleno» del disco.

Con un riff de guitarra que recuerda al de «Fashion Victim» de Green Day, comienza «I’m Definitely Not Going To Miss You», que trata básicamente de una ruptura y del deseo de que tu ex acabe rogándote que vuelvas para poder rechazar su petición (es la perfecta canción post-ruptura para el público adolescente). «Too Bored To Bleed» es un tema muy pop y accesible, con unos coros que marcan una diferencia con los del resto del disco, mientras que «Kiss Your Ass Goodbye» es el tema rapero por excelencia, por lo que contentará a aquellos que prefieran la faceta más rapcore de Zebrahead. “Get Nice!” llega a su fin con «This Is Gonna Hurt You Way More Than It’s Gonna Hurt Me» y «Demon Days», dos canciones de las que podría haber prescindido perfectamente, pero como de nuevo son dos composiciones medianamente decentes y que invitan a pasar un buen rato (sobre todo «Demon Days», ya que la primera es sin duda la más calmada del disco), podemos dejarlo estar.

Cualquiera diría que Zebrahead es una banda que aún no es tomada realmente en serio, puede que por parecer demasiado estereotipada o por sus rimas fáciles (aunque coherentes) o la recurrencia de los asuntos que tratan. De hecho es un grupo que no gozaba de gran popularidad en España hasta que nos visitaron de la mano de Simple Plan y Kids In Glass Houses allá por 2008. Pero lo que es cierto es que con «Get Nice!» tienen todas las papeletas para dar el pelotazo definitivo porque el álbum posee la calidad necesaria, estribillos pegadizos y acompañamientos que darían pie a la interacción entre el grupo y el público en los directos (algo muy acertado, porque a la mayoría nos encanta formar de algún modo parte del espectáculo). En resumidas palabras, si no lo habéis hecho aún, dadle una oportunidad a Zebrahead y a “Get Nice!” en especial.

[75/100]

Africa Pérez

1 comentario

  • hola gracias le dato.. me acabo de bajar unos surcos de este magnífico material… lo menos que necesitaba para una semanita estresante.. buen aliento y buen sabor de boca, como dirían los que sabe… es que no puedo despegarme los estribillos de Definitely Not Going To Miss You… bien ahi!! congratulations…

    johnson centeno

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.