Crónica

[Crónica] DCode 2016 de Madrid (10 de septiembre)

cronica dcode 2016

Durante las más de 15 horas de música que ofreció el DCode 2016, hubo espacio para todos. La música no paró apenas ni quince minutos, pero sí danzó de un lado a otro, sonando desde el popmás exitoso, hasta una remezcla de temas de Chimo Bayo. Quizá fue una de las ediciones del festival más variopinta. A las once y media de la mañana empezaba a sonar Petit Pop en el escenario complutense, donde los protagonistas eran entonces los niños con sus padres. Destacaron al medio día tanto Belako como León Benavente, los cuales sobrellevaron el calor y la hora de la comida con excelente porte.

Fue, sin embargo, a partir de las cinco de la tarde cuando los principales escenarios del festival empezaron a congregar más fieles, soportando los aún 30 grados con tal de escuchar a Jimmy Eat World. Los de Jim Adkins dieron un directo lleno de energía donde ya en la segunda canción con «Bleed American» revolucionaban al público. La vuelta a aquellos años felices fue palpable durante toda la actuación, ‘Pain’ y ‘Work’ se sucedían con una sutileza que solo hacía crecer la intensidad. Pero, sin lugar a duda, el punto álgido fue la despedida bajo los acordes de ‘The Middle’, cerrando así su vuelta a España. Esperamos que su nuevo disco, aquel «Integrity Blues» que será publicado el 21 de octubre, los vuelva a traer pronto.

jew2

jew1

Era el momento de Oh Wonder que, para nuestra sorpresa, recogía más seguidores que curiosos. Los dos años que han pasado desde la presentación de su primer sencillo no les restaron maestría sobre el escenario, moviéndose como si de una década se tratara. La dulce Josephine agradecía la acogida en un español excelente mientras no dejaba de danzar sus brazos en cada canción. Con esa naturalidad, el dúo fue desmembrando todos los éxitos de su único álbum. Brillando un poco más si cabe Dazzle, que abría su actuación, ‘Midnight Moon’ o
‘Technicolour Beat’ para cerrarla.

ohwonder1

Volvía un rock mucho más descarnado al primer escenario con los ya famosos Eagles of Death Metal. Pese a la fama tras la tragedia de Bataclan, el público volvía a multiplicarse en realidad para escuchar exitazos como ‘Complexity’, ‘Oh Girl’, ‘Miss Alissa’ o ‘Speaking In Tongues’, disfrutar de su descaro sobre el escenario (hubo desde abanicos coloridos hasta penes adornando guitarras) y dejarse engatusar un poco por Jesse Hughes. Así, los cincuenta y cinco minutos se hicieron cortos para empaparse de la energía que éstos derrocharon sobre el escenario.

eodm1

Entraban ya las ocho de la tarde y, de un extremo al otro de la música, llegaba Zara Larsson con su ejército de bailarinas al escenario contiguo. Coreografías, hits del momento y movimientos sensuales hicieron que los más jóvenes tomaran posición y disfrutaran de su gran momento. Sonaron, cómo no, ‘Never Forget you’ y ‘Lush Life’ para poner el broche. Pero, realmente, quien movió masas aquella noche fueron Love of Lesbian y Bunbury. Los primeros no se olvidaron de añadirle confeti y luces a su actuación. Pero lo más destacable fue
realmente la colaboración de Carla Morrison en ‘Domingo Astromántico’. A Balmes le quedan como un guante las voces femeninas y la elección fue, sin duda, exquisita. ‘Algunas plantas’ brillaron más que de costumbre y los ‘Fans de John Boy’ salieron realmente satisfechos.

Bunbury prometió un recorrido por sus 30 años de carrera y lo cumplió, haciendo disfrutar a sus seguidores como sólo él sabe. Tras sus últimos acordes, empezaron a sonar los chasquidos de
Jungle en el segundo escenario. Aunque con un repertorio quizá demasiado inalterable (podría haber sido todo la misma canción), fue agradable dejarse seducir por los movimientos de sus coristas y su tempo a cuatro voces antes del cierre final. Ese cierre lo daba 2manydjs, seguidos de Mark Ronson. Hubo electrónica pura y dura, guiños a Crystal Fighters o incluso a Chimo Bayo. Y el cierre de Ronson donde no podía faltar el ritmo de ‘Uptown Funk’ para cerrar una gran noche sobre el césped de la Complutense.

Texto | Ana Vera
Fotos | Jessica Ferrerons

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.