Crónica

[Crónica] Death From Above en Barcelona (Apolo, 20 de febrero de 2018)

cronica death from above barcelona

Fulares rojos, purpurina y movimientos imposibles. Eso es lo que vimos los pocos que estábamos en la Sala Apolo durante las teloneras. Con la sala sin llegar a un cuarto de su capacidad, fueron Le Butcherettes las encargadas de calentar el ambiente antes que los canadienses Death From Above entrarán en acción. Ver a Teri Gender Bender en directo siempre es toda una experiencia. Media hora de explosiva psicodelia y brillantina que preparó a los allí presentes para lo que vendría a continuación.

Sobre las 21:00h, con la sala ya más llena, el dúo de dance-punk formado por F. Keeler y Sebastien Grainger tomaron el escenario con ‘Nomad’, el corte que abre su último álbum, “Outrage! Is Now.” A partir de allí los riffazos de bajo y fuzz no dejaron de sonar en toda la noche.

Era la primera vez que DFA tocaban en Barcelona como artista principal y se hicieron valer como tal. El concierto en parte les servía para presentar su último disco, por lo que su repertorio estuvo formado sobre todo por temas de éste, de hecho, casi lo tocaron en su totalidad. Pese a eso, los canadienses supieron mezclar sus canciones más recientes con los clásicos de sus dos álbumes anteriores en un setlist de 17 canciones y dos bises. Incluso se atrevieron con una corta pero eficaz versión de Danzig, ni más ni menos que con el himno de ‘Mother’.

No faltaron clásicos como ‘Virgins’, ‘White is Red’, ‘Little Girl’ o ‘Romantic Rights’ y demostraron que las nuevas canciones aguantan muy bien el directo, más electrónicas y más bailables que los discos anteriores. En medio de ‘Outrage! Is Now’, por ejemplo, Grainger abandonó por un instante la batería y salió a cantar delante del escenario, un momento la mar de reznoriano con bases percusivas con cajas de ritmos. Se demostró que ‘Freeze Me’ es un clásico inmediato nada más soltar el sample del piano. También hicieron vibrar al público tocando por primera vez en vivo ‘NVR 4EVR’.

Para los bises hicieron enloquecer al público con ‘Trainwreck 1979′ y terminaron con una versión acelerada y atronadora de ‘Pull Out’, tema que dejaron a elección del público frente a ‘Right On, Frankenstein!’.

Pese a los rumores que corren sobre la mala relación entre los dos integrantes del dúo, sobre el escenario son una mole sónica que ofrecen un directo redondo y dinámico. Su relación con el público fue constante. Durante hora y media hicieron saltar y sudar a los allí presentes, incluso más de uno acabó volando, si no, preguntadle a nuestro redactor, Sebas. Hasta se permitieron el lujo de hacer bromas sobre una de las figuras más icónicas del folclore catalán, el caganer. Death From Above fueron a por todo, eso está claro.

Fotografías: Pablo Luna
Texto: Sergi Cuxart

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.