CrónicaDestacados

[Crónica] Download Madrid 2017

cronica download madrid 2017

Viernes 23 de Junio

El segundo día comenzaba con varios cambios; el más importante, que a partir de ese día se permitiría la entrada con botellas de agua al festival. Gracias a esa rectificación y una mayor presencia de aspersores y mangueras a cargo de los miembros de seguridad se consiguió hacer más llevadero llegar a primera hora. Además los retrasos vividos en la primera jornada no existirían en el día de mayor asistencia de público. Tratando de apurar la última brisa de aire acondicionado en el metro llegamos justos para oír algo de los pamplonicas Dawn Of The Maya. Hicieron gala de un directo sólido, en el que destacaron algunas de las nuevas composiciones (‘Old Statues’, ‘Ivory Crown’, o ‘The Architect Of Creation’) de su última obra, «Colossal».

Hamlet pasaban con más pena que gloria por el escenario principal. Uno de los incidentes a destacar fueron unos cortes impertinentes en el sonido de los dos escenarios principales y que estarían presentes a lo largo del día con casi todos los grupos.

Ver a Opeth tocando en el Escenario 2 con el sol cayendo a plomo fue, en principio, una escena ciertamente atípica para los que hemos presenciado directos anteriores, acostumbrados como estamos a que impere el humo y la oscuridad. Aún así, las guitarras progresivas y la voz de Mikael Akerfeldt (alias Miguelito) consiguieron abstraernos del entorno en tiempo record. Ya dentro de su burbuja, ni ciertos fallos en la sonorización consiguieron empañar el que fue uno de los mejores conciertos del festival. Con un setlist con más temas guturales de la costumbre, brillaron especialmente ‘Era’ y la apoteósica ‘Deliverance’, sin duda la canción perfecta para cerrar sus conciertos y dejar a todo el mundo boquiabierto.



Pocos conocían la noticia en relación a Every Time I Die por la que su cantante, Keith Buckley, había tenido que abandonar la gira hacía una semana debido a una emergencia familiar en relación a su hija pequeña. En sustitución al singular vocalista ocuparía su puesto un viejo conocido por la banda que casualmente pasaba por allí, Liam Cormier, líder de la banda Cancer Bats. Liam se ponía el mono de trabajo, y daría una doble actuación en el día del viernes, ya que cerraba la noche junto a los otros bats tocando en clave cover de Black Sabbath. Mosh pits y circle pits sin cesar mientras soltaban trallazos sobre la pista como ‘Roman Holiday’, o la más conocida por estar incluida en el ya mítico Guitar Hero, ‘The New Black’.

Antes de que diera paso el segundo cabeza de cartel del festival, tocaba el turno de otros conocidos en este ambiente de metal. Mastodon han sido un nombre a tener en cuenta desde que su famoso «Leviathan» se alzara en los puestos altos de ventas en todo el mundo. Sus dotes como músicos sobre un escenario eleva el nivel de complicación que añaden a sus directos al intercambiar la voz principal (a excepción de su guitarra Bill Kelliher) de forma aleatoria en temas como ‘Roots Remain’, ‘Mother Puncher’, o ‘Steambreather’.

Después de 12 años sin pisar suelo español, System Of A Down volvían a encabezar un festival en la capital tras el fatídico Festimad 2005, que a pesar del delirio en sus asistentes, debido a la anarquía que se instauró antes de su actuación consiguieron dar que ninguno de los allí presentes pudiéramos olvidar jamás tal increíble noche. Aún se compartían anécdotas entre los que estuvieron allí durante los prolegómenos antes de que saltaran a escena los padres de ‘Chop Suey’ y ‘Toxicity’.

Al contrario que Linkin Park, SOAD intentaría cumplir los niveles de exigencia que tiene un grupo que sigue prácticamente con el mismo repertorio de hace más de una década, por lo que cualquier error de bulto sería perdonado solo por tener la actitud de querer agradar al fan de toda la vida de manera equitativa. Serj Tankian y Daron Malkian no se dirigieron mucho al público, y ni siquiera hicieron alusión a su anterior vez en España. Lo único destacable fue el detalle de juguetear con una versión de Olivia Newton-John, ‘Let’s Get Physical’. Consiguieron que nadie pudiera irse descontento, ya fuera la primera vez que veían interpretar en directo ‘Aerials’, ‘Prison Song’, ‘Violent Pornography’, o ‘BYOB’; o hubieran visto cerrar con ‘Sugar’ alguno de sus conciertos.

Para ponerle un toque más juvenil a la noche, los ya no tan veinteañeros Zebrahead cumplían el papel que se les esperaba. Intercalando cortes de ahora y de antes, lo importante que llevaban en mente los californianos era ofrecer algo de diversión al público subiendo a varios participantes a pegarse unos últimos bailes mientras repasaban parte de su amplia carrera, donde sonaron ‘Rescue Me’, ‘Hello Tomorrow’ o ‘The Anthem’, que establecieron como nuevo classic hit para dejar ya de lado su archiconocida ‘Playmate of the Year’.

Entre las versiones de Black Sabbath que interpretaron los canadienses Cancer Bats como el nombre de Bat Sabbath, y los remixes que pincharon Rockzone Djs & Jordi Wild hubo algo de noche para disfrutar hasta ya entrada la madrugada.

1 comentario

  • Vosotros os fuisteis a cenar antes de Linkin PArk, algo logico, sin embargo mi hambre hizo presencia ante la verguenza que sentia mi adolescencia frente a el ecpectaculo que ofrecieron, dejando el concierto a la mitad para ir a ver a Porco Bravo. Por cierto, un espectaculo de aténtico Rock and roll en el que su frontman surfeaba al publico, literalmente, lo hizo sobre una tabla de SURF entre las vengalas de sus guitarristas! Una pena haber llegado tan tarde!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.