Crónica

[Crónica] Fontaines DC en Barcelona (La 2 de Apolo, 2 de noviembre de 2019)

cronica fontaines dc barcelona

Hurricane Laughter‘ sería el tema con que Fontaines DC abrirían su esperado bolo en Barcelona del pasado sábado, un auténtico festival de acoples de sonido que ni siquiera un público entregadísimo en las primeras filas fue capaz de compensar. Los continuos problemas de sonido que sufrió una de las bandas más prometedoras de la actualidad del post rock internacional suscitaron las críticas negativas de un público que, decepcionado, abandonó la sala haciendo gala de una intensa frustración que se vio amplificada por el contraste de los Berri Txarrak en la sala colindante. Los navarros, por contra, se marcaron un conciertazo de casi tres horas de duración con una intensidad, según dicen, apabullante, en detrimento de los 40 minutos escasos en que los de Dublín hicieron el paripé: un completo desastre.

Si bien la descarga pretendida con temazos como ‘Chequeless Reckless‘, segundo corte de la velada, o ‘Television Screens‘, no fue suficiente como para ocultar los insoportables y constantes acoples de sonido, la actitud de los artífices de «Dogrel» no fue, en absoluto, la más acertada. La burda imitación a Ian Curtis que el cantante pretendió marcarse, llegando incluso a cargarse un micro -tal vez si lo hubiera utilizado para cantar, en vez de para darle hostias, el bolo habría tomado un cauce muy distinto-, hizo evidente que, o bien saltó a la palestra la desgana, o aún necesitan unos años para madurar y ser capaces de llenar como Dios manda un escenario.

A mitad de concierto, con ‘Roy’s Tune‘ sonando de fondo, muchos de los asistentes al concierto ya habían perdido la esperanza en que la cosa remontara. Los acoples de sonido no fueron en absoluto lo único que estropeó el directo; sin ir más lejos, el bajo no alcanzó los oídos de los asistentes hasta casi el final del bolo, mientras que la pandereta que de vez en cuando vibraba ante el micro sonó muy por encima de las guitarras. En esta línea, con las primeras filas pogueando, supongo que por mera inercia, el directo de los Fontaines iba llegando a su fin, alcanzando su cota más elevada de desgaste con ‘Liberty Belle‘, esperadísimo corte que sufrió, del mismo modo que sufrirían los anteriores, continuos problemas de sonido.

Para cuando ‘Boys in the Better Land’ empezó a sonar el La [2] de Apolo, muchos de los asistentes al concierto habían abandonado la sala con intención de ahogar las penas en un par de cervezas fresquitas, de las pocas cosas que pudimos salvar de uno de los conciertos más decepcionantes de los últimos meses. Esperemos que para la próxima se comporten como es debido. Les esperamos con los brazos abiertos.

Texto: Gerardo Collazo
Fotografías: Montse Galeano (Binaural.es)

2 comentarios

  • La verdad es que la actitud del vocalista fué mas arisca de lo que podía esperar. Que fué corto? Lo que cabe esperar de un grupo con tan solo un LP de temas urgentes en su haber. Pero yo no sé que concierto vió quien firma esta crítica. La sala permaneció a reventar hasta la última nota. Problemas de sonido? Como? La gente salió mas que satisfecha con el sonido i más importante si cabe, con la entrega de la banda. Bolazo. I por cierto, destacar también los teloneros The Altered Hours.

  • Totalmente de acuerdo. El sonido se cargó cualquier opción de disfrutar del concierto más allá de una inercia punk de pura pose. Y mira que es difícil cargarse de forma tan estrepitosa una buena cosecha de canciones como las de su debut.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.