Crónica

[Crónica] José González en Barcelona (febrero de 2015)

jose gonzalez barcelona auditori

Llevaba meses, por no decir años, imaginándome cómo sería un concierto de José González. He de reconocer que jamás he sido un gran fan pero siempre ha habido algo en su característica voz que me ha llamado mucho la atención. Creo que uno de los puntos más hechizantes de ella es aquel agradable magnetismo que consigue que canciones como ‘In Our Nature’ o ‘Down The Line’ sean perfectas para disfrutar en casa en pleno domingo de reposo.

Esa bella sensación sonora fue la que me llevó, por no decir obligó (en el buen sentido de la palabra), a acercarme el pasado viernes a L’Auditori de Barcelona. Único objetivo: descubrir si ese fabuloso bienestar sonoro también se conseguía transmitir en un formato en vivo. Aquel inquietante a la par que atractivo viaje a través del mundo de las sensaciones y los sentimientos arrancó hacia las 21 horas cuando el sueco subió al escenario junto a un séquito integrado por cuatro compañeros de profesión: un guitarrista, un teclista y dos percusionistas. Curiosamente estos dos últimos iban a gozar de cierto estatus protagonista a lo largo de toda la velada.

Se mire como se mire el directo sirvió para corroborar que los ritmos tribales están muy presentes en el ADN rústico que conforma el José González del presente. Ambos percusionistas consiguieron entrelazar perfectamente el sonido de sus instrumentos, rozando un delicioso frenesí africano en cortes como el tema de apertura – ‘Afterglow’ – o en una ‘In Our Nature’ que sonaba majestuosa, supurando naturalidad por cada uno de sus poros.

jose2

La percusión fue uno de los protagonistas de la velada. Otro de ellos fue la neblina que parecía abrazar durante todo el concierto al escenario. Lo que inicialmente parecía un mero complemento escénico acabó confabulándose como uno de los ejes sobre los que iba a basarse la actuación. Sus formas, orgánicas y envolventes, conseguían transformarse en cada una de las canciones, sirviendo de inmaculado soporte visual para unas canciones centradas en teletransportarnos a lugares vivo, verdes y memorables. En este sentido uno de los recursos más impactantes fue el empleado con el foco cenital. Al tirar de este tipo de iluminación la neblina se materializaba sobre González como una inquietante nube de lo más «noir». Este efecto quedó perfecto con la interpretación de ‘Heartbeats’. El ritmo lento y embelesador de la canción parecía servir como pista de baile para unas partículas ávidas de acariciarse sinuosamente las unas con las letras. Los apenas tres minutos que duró esa canción quedará para siempre en mi recuerdo.

González confesó estar resfriado. Afortunadamente el tipo es tan profesional que apenas se le pudo notar ello en ningún momento. La acústica estuvo perfecta y José supo encontrar el equilibrio perfecto en el set, consiguiendo compaginar momentos de banda con algunos de ellos en solitario (en la ya comentada ‘Heartbeats’ o en ‘Crosses’, por poner un par de ejemplos). Inquietantemente en todo momento la propuesta fue íntima y cercana, incluso llegando a unas cotas de salvaje calidad con la llegada de la ‘Teardrop’ de Massive Attack que fue celebrada por gran parte del público. Esta cover posee un gancho innegable, y en el crudo formato en vivo de González roza el sobresaliente.

En total el cantautor realizó un par de bises, en los que interpretó algún corte de Junip (‘Walking Lightly’) y ‘Cycling Trivialities’, entre otras. El colofón fue perfecto para dos horas en las que se conjuntó, de forma compacta, estética sobria, buena sonoridad y un «savoir-faire». Ahora ya lo sé: José González lo borda en los directos y yo ya estoy contando los días, por no decir las horas, de volverlo a ver por en Barcelona con motivo del Primavera Sound 2015.

jose4

Texto | Pablo Porcar
Fotos | Víctor Parreño

Pablo Porcar
el autorPablo Porcar
Fundador y editor de Binaural.es. En busca constante de aquel "clic" que te haga engancharte a un artista o grupo nuevo durante semanas y semanas. Mi Twitter personal: @pabloporcar

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.