Crónica

[Crónica] NOS Alive Festival 2015

Lisboa sólo era el punto de partida hasta Algés, donde unas 11 hectáreas del paseo marítimo se vestían de fiesta para dar la bienvenida a la novena edición del NOS Alive (antiguo Optimus Alive). La organización, el cuidado de las necesidades básicas de los asistentes o las actividades complementarias volvían a mejorar un año más para que sólo fuera necesario centrar la atención en los horarios del festival.

El primer día de jornada The Wombats abrían la veda a una sesión que se esperaba como mínimo ajetreada. Ben Harper, Metronomy, Alt-J o los aclamadísimos Muse se sucedían durante toda la tarde y noche. Es verdad que algunos pecaron de novatos, como un James Bay algo falto de soltura que ni el sombrero se le movió. También Alt-J tiene la enorme suerte de contar entre su repertorio con perlas tales como Matilda o Breezeblocks que no necesitan de ninguna esfuerzo adicional. Aun así, habríamos agradecido algo más de movimiento sobre el escenario. Eso sí, los efectos visuales pusieron el punto enigmático que quizá a ellos le faltó. Los mismos efectos visuales con los que se coronaron Muse. Culpables de haber agotado las entradas del primer día, sus seguidores más fieles se amontonaban sobre el escenario disfrutando de cada minuto. Mientras que los demás asistentes disfrutábamos en la lejanía, algo menos hipnotizados.

muse2

La voz de Cold Specks fue la primera protagonista en la segunda jornada, seguida del derroche de energía de Jack Antonoff y su grupo Bleachers. Una de nuestras sorpresas más gratas del festival. Le continuaron Kodaline, que se solaparon a la vez con Sheppard en el escenario NOS Alive. Con mayor público Kodaline, habríamos cambiado sin duda la organización de escenarios. Aun así, pese a ser casi tan novatos como James Bay, Sheppard dieron un concierto perfecto para una tarde de playa.

Eso sí, sin duda los hombres de la noche eran Mumford And Sons. Los cuales se disputaban una guerra vital. El abrupto cambio de sonido entre sus anteriores discos y el nuevo Wilder Mind, hacía dudar sobre el éxito que tendría este último en directo. Sin embargo, fue un gran concierto.

mumford

Aunque quisieras no unirte a la fiesta para mostrar tu añoranza a lo que los británicos nos habían acostumbrado, el directo fue realmente eficaz. El público disfrutaba y la diferencia entre las canciones no era tan llamativa como imaginábamos. Eso sí, sin duda, I Will Wait y Little Lion Man fueron las reinas de la fiesta. Cerraron el escenario grande The Prodigy con su particular energía mientras que la delicadeza de James Blake llenaba el Palco Heineken. Sin duda, otro triunfo para terminar la noche.

El tercer día Sam Smith fue el verdadero protagonista en el escenario principal. Realmente cómodo, iba recorriendo su repertorio mientras las olas de público las tarareaban, pero también tuvo guiños a Amy Winehouse o a Marvin Gaye con una versión de Ain’t No Mountain High Enough. El inglés no sentía ningún miedo de abrirse, hablando con total libertad sobre cómo un hombre le destrozó el corazón y cómo esa historia le había inspirado en sus canciones.

sam

Demasiada tristeza bien posicionada que coronaba con los coros de acompañamiento. Le siguió Chet Faker con su baile de pies. Gold, I’m To You o No Diggity fueron verdaderas piezas de coleccionista que culminaron con el solo de piano que se marcó el australiano para Talk Is Cheap.

chet

Pero fueron Chromeo los que cerraron la última jornada del festival. Una elección realmente buena para dejar con ganas de más al público. Las piernas desnudas que sujetaban los teclados y los falsetes por parte del dúo solo fueron algunos de los detalles de la guinda que pusieron los bailes y el ritmo de los canadienses.

Con su Jealous, se cerraba una edición más del festival NOS Alive. El paseo marítimo de Algés volvía a despedir el oleaje con el que había convivido en perfecta consonancia durante tres días, sin duda esperando por ambas partes repetir dentro de un año.

Texto | Ana Vera
Fotos | NOS Alive

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.