CrónicaDestacados

[Crónica] The Strokes en Primavera Sound 2022

cronica the strokes primavera sound 2022

Si existen relaciones de amor odio con The Strokes, a juzgar por su aparición en el Primavera Sound, en el fondo son más de amor. Una cancelación suya de última hora (como la acontecida el fin de semana pasado en el propio festival) desata frustración irracional, en masa, da igual que uno de ellos dé positivo en Covid, trastoca los planes de la gente y hasta se dan reventas. Hacía siete años que los neoyorquinos no pisaban el Parc del Fòrum de Barcelona, y su accidentado regreso al imperial escenario de «Estrella Damm» era algo que el público del festival (que se tradujo en ríos de gente) tenía ganas de ver, entre otras cosas, porque después de muchos años volvían con un nuevo disco que defender. Por supuesto, The New Abnormal fue una excusa para enfocar un concierto al que se le vio el plumero de clásicos, y bien por ello.

No tan bien la dinámica del directo. Independientemente de si el diálogo de Julian Casablancas con el público llegó a conectar, hay un punto de espontaneidad, y por extensión, de directo, que es achacable. Entre tema y tema, sus incursiones fueron sistemáticas y casi cronometradas (mínimo un minuto de charla vacua), llevando claramente sus tiempos del partido; respetable. Eso sí, darlo todo sobre el escenario es algo exigible a cualquier músico, tenga uno o millones de seguidores y, en este sentido, The Strokes palidecieron.

Que los neoyorquinos no estén para trotes tampoco significa que flojearan en directo. De hecho, el registro de Julian Casablancas (quizá lo que estaba más en el punto de mira) dio el callo desde ‘Bad Decisions‘, canción con la que abrieron. De ahí en adelante se sucedieron varias de «Is This It»: primero, una ‘Hard to Explain‘ muy aclamada por la gente que dejó claras las intenciones; show retronostálgico. Sin despeinarse, Nikolai Fraiture acompañaba impasible desde el bajo, como si para él no hubieran pasado 21 años. Él mismo, caracterizado por ser el músico más discreto del mundo, fue el foco de todas las cámaras cuando Julian bromeó (y confesó) su contagio de la semana pasada. Momento incómodo para él, y en general poco entendido por el público.

Los bombazos nostálgicos (‘Someday‘, ‘Reptilia‘, ‘You Only Live Once‘, ‘Take it or Leave It‘ ) respaldaron los cuatro temas que tocaron del nuevo álbum. Y en cierto modo, sostuvieron un concierto en el que Julian Casablancas volvió a agarrar el micro con sus guantes de cuero y a arrastrar su voz por el suelo, para sonar bien en todo su conjunto. Quizá lo que nadie esperaba era que cerraran con ‘Threat of Joy’, tema de su EP «Future, Present, Past» (se ve que no la tocaban desde 2017), como tampoco entraba en los planes que Parker tocara ‘Last Nite’ la semana anterior a modo de cachondeo. Sea como sea, correspondieron, con lo mínimo, pero con lo esencial. Habiendo amor de por medio fue suficiente, aunque The Strokes llevaban tiempo sin regarlo. Un manguerazo no hubiera estado mal.

Fotos: Primavera Sound 2022 (Sergio Albert, Christian Bertrand)

Màrius Riba
el autorMàrius Riba
Redactor | Twitter: @MariusRiba

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.