Crónica

[Crónica] Tweedy en Barcelona (febrero de 2015)

En 2014 pocas historias del ámbito musical me fascinaron más que la que se vivió en el seno del hogar de los Tweedy. Recapitulemos: era 2012 cuando Jeff se encontraba apoyando al máximo la lucha contra el cáncer que estaba viviendo la mujer de su vida: Sue. De estos momentos de lágrimas y sufrimiento nació el núcleo duro de unos temas que de una manera u otra iban a acabar confeccionando un álbum. A diferencia de lo previsto ese disco no iba a estar firmado por Jeff y solo Jeff. Spencer, su risueño y entrañable retoño, iba a ayudarle a a la batería. El resultado fue ideal: un precioso homenaje a una mujer («Sukirae» era como llamaban a Sue en antaño) vehiculado a través del amor que tan solo un padre profesa a su hijo.

Esta premisa basada en el afecto es la que transpira por los poros del directo con el que Jeff Tweedy ha venido a Barcelona para presentar los temas de su última referencia. Más que una banda al uso Tweedy es una formación consolidada a través del cariño. Solo por eso se entiende que «no se realizasen audiciones» a la hora de gestarla, tal y como Jeff confesó ayer en medio del set. Liam, el teclista, era un amigo del instituto de Spencer. El guitarrista, Jim Elkington, es aquella persona que Jeff describe como un «sweetheart«. Sin tampoco a olvidar a Darin Grey, bajista que lleva un largo tiempo siendo amigo íntimo de papá Tweedy.

De esta curiosa combinación de elementos surgió un directo sobrio, vibrante y cálido que encajó como un guante en un espacio como es el L’Auditori barcelonés. El largo set se dividió en tres grandes actos. El primero, imperioso, estuvo principalmente dominado por los temas incluidos en el reciente «Sukirae». Sonaron ‘Fake Fur Coat’, ‘Diamond Light Pt. 1’, ‘Honey Combed’ o ‘Summer Noon’, aquel dulce corte que también pudimos descubrir en la banda sonora del film «Boyhood«. El grupo alcanzó el máximo de sinergia a la hora de realizar los trazos que describieron ‘Flowering’ y ‘Slow Love’, dos de las joyas de la corona que sirvieron para demostrar lo bien que en Tweedy se sabe cohesionar guitarra y batería.  Jeff se mantenía bien vocalmente, engrasando una maquinaria que otorgaba cierto grado de protagonismo a la sección instrumental manejada por un Grey de lo más activo. El bajista estuvo impecable, marcando con su orgánica forma de tocar una bella dinámica que contagió al resto de la formación.

Gran parte de la audiencia ahí presente esperaban, cómo no, los temas de Wilco. Estos llegaron de forma especial en aquel momento en el que Tweedy se quedó solo bajo el foco. El de Belleville, guitarra acústica en mano, deleitó al personal con crudas interpretaciones de ‘You & I’, ‘Via Chicago’, ‘I’m Trying To Break Your Heart’ o ‘Jesus Etc.’, probablemente la canción que fue mejor recibida por el siempre respetuoso público catalán. En este tercio del espectáculo fue en el que se notó más la comodidad de Jeff dentro del espacio. A momentos conversaba con el público, explicando alguna que otra anécdota y describiendo de forma muy sintética el nacimiento de alguno de los cortes que iba a interpretar.

La velada entró en su tramo final con la vuelta al escenario del séquito que acompañaba a Jeff. Juntos cerraron la actuación interpretando con energía canciones con tanto cuerpo como ‘California Stars’, cover de Billy Bragg con el que Tweedy sonaron de forma espléndida. Cierto es que hubo algún que otro altibajo en el concierto (en algún punto motivado por la obvia inexperiencia de Spencer) pero lo importante es que sonaron sinceros en todo momento. Salieron a pasarlo bien y contagiaron buen rollo incluso en los momentos más tontos del directo. Hasta disfrutamos de los chistes malos de Jeff, y de las miradas de «tierra trágame» de Spencer. Bueno, «hasta» no. Disfrutamos de eso tanto como de la música, y es imposible negarlo. Nos encantó. Es lo que tiene no haber nacido en el seno de esa familia: provocan envidia (¡pero de la sana!).

tweedy3

tweedy4

unnamed

Pablo Porcar
el autorPablo Porcar
Fundador y editor de Binaural.es. En busca constante de aquel "clic" que te haga engancharte a un artista o grupo nuevo durante semanas y semanas. Mi Twitter personal: @pabloporcar

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.